Local

Dos veranos comprando con abanicos en La Candelaria

el 12 ago 2012 / 19:37 h.

TAGS:

Los puestos de frutas, carnes y pescados han tenido que renunciar a vender determinados productos por el calor.
-->-->-->

A la plaza de abastos con abanicos y botellas de agua. Placeros y clientes del mercado de la Candelaria, emplazado en el barrio de Los Pajaritos, están viviendo su segundo verano sofocante ante la falta de aire acondicionado en las instalaciones. "Esto es un cocedero. Sudamos como cochinos. Aquí podemos estar a 45 grados", denuncian los dueños de los puestos. Con condiciones así ir a la compra es una misión de alto riesgo.

Casi la mitad de puestos (34 en total) se han visto obligados a pillar vacaciones. Luis Manuel es uno de los pocos que resiste las altas temperaturas tras el mostrador. "No hay derecho a esto. El aire debería estar puesto desde el uno de mayo. Hay mucha gente que ha dejado de entrar", explica este comerciante que lleva toda una vida dispensando frutas y hortalizas a los vecinos de Tres Barrios (Pajaritos, Madre de Dios, Candelaria).

La reducción de clientela se traduce en pérdidas. El presidente de los placeros, Joaquín Aguilar, las cifra en "un 50% menos" respecto a otros veranos. El género también se ve afectado. Muchos comerciantes han optado por renunciar a traer determinados productos o a hacerlo en pequeñas cantidades para evitar que se echen a perder y acaben en el cubo de la basura. "El cerdo hay que traerlo diariamente, es muy complicado", reconoce Carlos ante las vitrinas de su carnicería.

En la frutería de Luis Manuel la historia se repite. "He dejado de traer alcauciles y acelgas, que al ser muy delicados no aguantan. Es una pena", aclara. Pese a todo, hay quien se arma de valor y viene al mercado. Es el caso de Lola, que cada semana se desplaza desde Pino Montano: "El calor es insoportable. ¡Mira cómo están las berenjenas, para tirarlas!", señala.

La reforma de estas instalaciones concluyó el año pasado, poco antes del verano. Ya entonces pasaron el estío sin climatización, al no estar terminado el centro de transformación, no incluido en el proyecto de mejora del mercado. Según apunta el presidente de los placeros, la nueva corporación municipal se comprometió a tenerlo terminado a primeros de julio. "Tanto papeleo", asegura Aguilar, ha retrasado la puesta en marcha del centro de transformación, que ahora está a la espera de la conexión de Endesa, prevista para este jueves.

Desde las asociaciones vecinales se critica que se reaccione ahora cuando el final del verano está próximo. Su representante, Francisco Robledo, indica que la solución llega "tarde", y avisa a las autoridades de que estará atento para que "se cumpla el plazo" y al fin haya "un mercado digno".

  • 1