lunes, 25 marzo 2019
15:50
, última actualización
Deportes

Douglas acerca al Cajasol a la cuarta plaza

El Cajasol, con una apretada y trabajada victoria (69-64), suma ya quince y sigue en la lucha por hacerse con el cuarto puesto de la Liga ACB, que ostenta el Power Electronics Valencia, a tiro de un triunfo. Decisivo fue para los de Plaza un ex jugador del club levantino, Douglas.

el 14 mar 2010 / 14:00 h.

El alero estadounidense del Cajasol, Tariq Kirksay (d), lucha por la pelota.

La decimoquinta victoria luce bella en la casilla del Cajasol después de un partido con tan escasa iluminaria local que bien pudo acabar a orillas del Pisuerga. Es curioso como los enfrentamientos en Sevilla entre estos dos equipos a lo largo de la historia son muy parecidos, pese a que las plantillas se van renovando año a año y apenas tienen que ver. Fue una fotocopia de otros muchos marcados por la igualdad propuesta a fuerza de deméritos más que de aciertos y en el que dio la sensación de que los sevillanos no se acabaron de tomar en serio al CB Valladolid,  el Fórum de toda la vida, justo hasta los últimos minutos, cuando ya es tarde para que la resolución no dependa de detalles, cuando no del azar.

En ese trance surgió el único jugador que mantuvo una línea de estabilidad notable a lo largo de la actuación, Rubén Douglas. Con 63-62 a falta de 1:41 y balón en manos de los pucelanos, logró un robo trascendental que convirtió en canasta tras una veloz carrera. Fue la sentencia, aunque el equipo de Porfi Fisac tuvo en manos de dos de sus mejores hombres, Federico Van Lacke y Stephane Dumas dos tiros desde la línea de 6,25, no demasiado bien defendidos, que pudieron mandar, como poco, el partido a la prórroga.

Precisamente esa negación desde el triple (4/18, 22%), en un Blancos de Rueda que, por contra, ocupaba el quinto puesto en la lista ACB en esa distancia con un 40% de promedio, fue un factor de desequilibrio que ni siquiera la superioridad de sus hombres grandes pudo anular, entre otras cosas porque el Cajasol, que sumó dos canastas menos en juego que su rival, sí encontró desde el 6,25 la forma de dar oxígeno a sus posibilidades de victoria, con doce triples (de 26, 46%), cuatro de ellos del hombre del partido, Rubén Douglas.Con San Pablo adormilado en la matinal, el 12-4 de salida colaboró en que ni en la grada ni en el parquet se tomaran muy en serio un choque importante porque debía colocar al Cajasol a un triunfo de la cuarta plaza del Power Electronics Valencia. El equipo de Plaza cayó en la modorra y el Blancos de Rueda, que es un buen equipo tardó muy poco en demostrar que venía a dar un golpe de mano para intentar el asalto al play off (14-20).  10-30 era la valoración al final del primer cuarto de uno y otro.El Cajasol espabiló un poco, sumó cuatro triples a los cinco de los primeros diez minutos y sacó a relucir su contundente defensa dejando en 7 puntos a los castellanos (35-29). Cinco puntos seguidos de Douglas dieron a los locales una ventaja (49-40) que parecía el principio del fin del partido. Nada más lejos de la realidad.

Con un mayor equilibrio dentro-fuera, Valladolid le dio la vuelta al partido (61-62) tras rebote ofensivo y canasta de Battle, el dueño de las zonas y un problema de difícil solución. Sin Triguero por lesión, Plaza apostó por Savanovic de cinco y Kirksay de cuatro, junto a Calloway, Douglas y Ellis, tres pequeños muy rápidos.  Y funcionó. Mejoró la defensa, San Pablo puso al fin de su parte aumentando los decibelios y la historia tuvo final feliz cuando bien pudo no haberlo tenido. 

  • 1