Local

Droga: una legalización inviable

Los expertos apuestan por la prevención para frenar la demanda de estupefacientes.

el 18 sep 2010 / 20:55 h.

TAGS:

Un joven fuma un porro sin pensar que su consumo puede acarrearle consecuencias muy negativas para su salud.

El debate sobre la legalización del consumo de drogas se ha desempolvado. En esta ocasión lo ha vuelto a poner de actualidad el ex presidente del Gobierno español Felipe González durante una recepción con motivo del 200 aniversario de la independencia de México en la que manifestó que una solución para resolver el problema del narcotráfico y la violencia que genera podría pasar por la legalización del consumo de drogas a nivel internacional.

Nadie discute que la droga está causando muchas muertes y que es un lacra que hay que atajar, pero el gran problema es encontrar la fórmula mágica para acabar con este demonio de la sociedad actual. Sólo en España el año pasado se produjeron 19.399 detenciones relacionadas con el tráfico de drogas, según los datos del Ministerio del Interior.

Y es que entre los expertos hay división de opiniones. Los que rechazan la legalización de las drogas argumentan que aumentaría su consumo. El director general de la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón, admite que la liberalización de la producción y de la oferta reduciría la delincuencia, pero extendería su consumo y los problemas de salud que ello conllevaría. Lo que hay que hacer, según señala a este periódico, es avanzar hacia el mal menor y tratar de moderar la demanda. Para ello apuesta firmemente por la prevención y la educación.

El director general de Proyecto Hombre en Sevilla, Francisco Herrera, también cree que con la despenalización se evitaría parte de narcotráfico, "pero el acceso a la droga sería más fácil". En este sentido dice que este debate choca cuando ahora en España hay una tendencia a un mayor control sobre el consumo de drogas legales como el tabaco y el alcohol. Por ello, cree que la mejor opción es apostar por la prevención, la formación y la no criminalización de los consumidores.

Mucho más tajante para decir no a la legalización del consumo de drogas es el catedrático de Psicobiología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Emilio Ambrosio: "Esta medida no solucionará ningún problema, más bien al contrario, lo agravaría porque se facilita el acceso a las drogas y no hay que olvidar que, tanto las legales como las ilegales, causan patologías en el sistema nervioso. Por ejemplo, el consumo de marihuana aumenta hasta en seis veces más el riesgo de generar psicosis". A ello añade que siempre existirá algún tipo de droga ilegal, "porque interesa", por ello es un firme partidario de seguir el modelo español, donde las drogas no están legalizadas, pero no se criminaliza al consumidor, y donde se hacen importantes campañas de prevención.

En cambio, el psicólogo y especialista en prevención de adicciones Bernardo Ruiz Victoria sí comparte las tesis de González, aunque afirma que es una decisión muy complicada y que habría que adoptarla con mucho cuidado. Considera que para reducir el consumo de droga hay que informar y concienciar a la sociedad, "porque es un tema con el que se trivializa, como ocurre con el consumo de alcohol, la droga número uno en España, donde se acepta coger el puntillo".

  • 1