Duran dice que González usó el PER para ganar los comicios en la Andalucía rural

El líder de CIU retoma en plena campaña la crítica del ‘voto cautivo' del agricultor andaluz al PSOE.

el 06 nov 2011 / 16:21 h.

El líder catalanista de CIU, Josep Antoni Duran i Lleida, ha convertido sus críticas al PER en un elemento fundamental de su estrategia de campaña. El sábado acudió a la casa regional de Andalucía en Cataluña, donde trató de justificarse ante los charnegos o andaluces afincados en esta comunidad desde hace años. "Yo nunca he querido insultar a andaluces ni extremeños", les dijo, para zafarse de las críticas que arreciaron contra él cuando aseguró que los jornaleros andaluces y extremeños se gastaban en el bar del pueblo el dinero del PER (fondo de ayuda al campo). Veinticuatro horas después, Duran i Lleida volvía a golpear en la misma dirección, aunque esta vez centró sus críticas en el expresidente del Gobierno, el socialista Felipe González.

El candidato de CIU a las elecciones generales reprochó ayer a González que instaurara el PER para ganar las elecciones en municipios rurales de Andalucía. Duran i Lleida hizo estas declaraciones durante un mitin en Tarragona, sin que mediara pregunta de ningún periodista. Más bien pareció la respuesta del líder catalán a las críticas que en su día le lanzó el expresidente. Felipe González respondió al comentario de Duran i Lleida sobre el PER, recordándole que él es andaluz y trabaja 20 veces más que el catalanista. El líder de CIU recordó ayer que el expresidente ya no se dedica a la política, sino "a asesorar a millonarios".

REPROBACIÓN. El PER consiste en que el Estado destina un fondo anual (en Andalucía, 142,9 millones este año más 4,7 que aporta la Junta) para que los ayuntamientos hagan obras y contraten a jornaleros en paro. En los ochenta se creó un subsidio para los andaluces y extremeños que reunieran 35 peonadas al año (este año 20 por las lluvias) y con renta inferior a 7.696,8 euros anuales. Sólo pueden contar los días trabajados en obras del PER los mayores de 35 años o con cargas familiares. En Andalucía lo cobran unos 250.000 de los 470.000 jornaleros y ronda entre los 426 euros mensuales y los 569.

Hace dos semanas, y sin dejar de lado la bronca política que les enfrenta a diario, el PSOE y el PP andaluz lograron ponerse de acuerdo puntualmente en la reprobación a Duran i Lleida por sus críticas a los agricultores andaluces, que fue respaldada unánimemente por todos los partidos políticos representados en el Parlamento. Las palabras de Duran i Lleida incendiaron la precampaña electoral y reeditaron el discurso del agravio a Andalucía.

El político catalán trató de excusarse, alegando que su crítica iba contra los gobernantes andaluces, y no contra los jornaleros. Pero en su crítica ayer a Felipe González volvía estar implícito ese ataque al campo andaluz, esa referencia al llamado voto cautivo, sugiriendo que los agricultores apoyan un Gobierno socialista porque es el que sostiene el subsidio al empleo agrario.

El antiguo Plan de Empleo Rural (PER) existe en Andalucía desde 1986, actualmente se llama Profea. Cuando el Gobierno de Felipe González crea el PER, Andalucía y Extremadura tenían una economía basada casi exclusivamente en la agricultura, un sector sin derecho a paro y sin trabajo al menos los meses de verano. Actualmente, el campo andaluz representa un 8% del PIB andaluz, un 32% del PIB agrario nacional y el 12% del empleo de la comunidad autónoma. De la política agraria andaluza dependen 280.000 agricultores y ganaderos.

  • 1