Economía

EADS frena la producción del A400M al no solventar los fallos de los motores

La primera decisión fue retrasar sin fecha el primer vuelo del avión militar A400M. Y la segunda, conocida ayer, ha sido aminorar el ritmo de producción del aparato. Los problemas, aún pendientes de solucionar, en el desarrollo de los motores han llevado a EADS-CASA a pisar el freno en la actividad hasta "aclarar la situación". Foto: José Manuel Cabello.

el 15 sep 2009 / 17:53 h.

La primera decisión fue retrasar sin fecha el primer vuelo del avión militar A400M. Y la segunda, conocida ayer, ha sido aminorar el ritmo de producción del aparato. Los problemas, aún pendientes de solucionar, en el desarrollo de los motores han llevado a EADS-CASA a pisar el freno en la actividad hasta "aclarar la situación". El principal problema que está trabando el avance del programa militar del A400M, avión que se ensambla en la planta de San Pablo de EADS-CASA, es el desarrollo de los motores. No es el único, pero sí el que más se está dejando notar.

A finales del pasado mes de septiembre, el constructor aeronáutico anunciaba un retraso sine die del primer vuelo de la aeronave, un hito planificado para el verano, demorado hasta otoño y prorrogado hasta final de año. Nada de eso. EADS-CASA argumentó entonces que no pondrá fecha de vuelo hasta que los ensayos previos certifiquen que se puede dar ese paso. ¿La culpa? Los motores no estaban preparados.

La empresa tuvo que salir ayer, otra vez, al paso de nuevos problemas en el programa militar. Desmintió la información de un periódico francés que anunciaba la paralización de la producción del A400M, pero para matizarla. La decisión ha sido "ralentizar" el ritmo de producción del aparato "hasta que se aclare la situación y se tenga una visión más clara del calendario del programa", reseñaron fuentes de EADS-CASA, que apostillaron que este descenso -del que no concretaron cómo se dejará notar en la actividad de la planta sevillana de ensamblaje- responde a una decisión "muy lógica" para "evitar que se amontonen decenas de aviones" en estas instalaciones. La producción irá, pues "mucho más despacio" de lo inicialmente previsto.

Aun así, desde EADS-CASA no se concretó de qué manera se recortará la producción, pero sí la intención de contar, cuanto antes, con un "nuevo calendario".

Un paso más lógico todavía si, tal y como apuntan fuentes próximas al programa, los problemas de los motores obligarán a revisarlos una vez más, a desmontarlos del primer prototipo del A400M y a llevarlos de nuevo a fábrica. Se trataría entonces de problemas en el diseño que tendrán que solventarse antes de iniciar la producción en serie de los aviones. En el caso contrario, no tendría sentido fabricar piezas que habría que devolver para ser modificadas, con el consiguiente sobrecoste para EADS-CASA. Y es que, hasta la fecha, la empresa lleva reconocido un impacto negativo de 1.400 millones en sus cuentas por las demoras del programa que, en la forma en que está formulado el contrato con los clientes, asume de forma íntegra el fabricante.

En estos momentos, hay un primer avión ensamblado -el mismo que se presentó en sociedad el pasado 26 de junio en un acto presidido por el Rey Don Juan Carlos- y un segundo prototipo que está en fase avanzada de montaje.

Del tercer avión previsto ya han llegado algunas piezas a Sevilla, precisaron fuentes de la empresa, que agregaron que el descenso de actividad no sólo afectará a la planta de San Pablo, sino a otras del grupo que fabrican piezas para este aparato. A grandes rasgos, las alas proceden del Reino Unido, la cabina es responsabilidad francesa y el fuselaje se produce en las plantas alemanas.

Repercusión. Entre ellas, la de Tablada, que suministra, principalmente, los estabilizadores horizontales del A400M, los soportes en los que se encastran los motores y las carenas de los flaps y que siempre ha ido por delante del resto de plantas de EADS, al haber fabricado ya los estabilizadores para el cuarto y quinto avión.

Sin embargo, tampoco se muestran preocupados en una eventual repercusión sobre los puestos de trabajo ya que, actualmente, hay suficiente carga de trabajo en otros productos propios de EADS-CASA y en otros de clientes como Boeing, con lo que cuenta con flexibilidad para traspasar trabajadores en los productos que más lo necesiten.

  • 1