Economía

EADS pretende vender a Alestis la planta gaditana de El Puerto

El consorcio aeronáutico europeo EADS ha comenzado a mover ficha sobre el tablero andaluz. La compañía está a expensas de entregar una valoración de los activos de la planta que tiene en El Puerto de Santa María (Cádiz) para vendérsela a la recién nacida Alestis. Es el complemento que ésta necesita para poder dar respuesta a los contratos adjudicados por Airbus.

el 16 sep 2009 / 02:19 h.

El consorcio aeronáutico europeo EADS ha comenzado a mover ficha sobre el tablero andaluz. La compañía está a expensas de entregar una valoración de los activos de la planta que tiene en El Puerto de Santa María (Cádiz) para vendérsela a la recién nacida Alestis. Es el complemento que ésta necesita para poder dar respuesta a los contratos adjudicados por Airbus.

El presidente de Airbus Military -hasta hace unas semanas EADS-CASA-, Domingo Ureña, visitó el lunes pasado las plantas gaditanas de la compañía para abordar la reciente integración de la división de transporte militar en la matriz civil Airbus. Pero dejó caer una bomba. La pretensión que tiene el consorcio de desprenderse de uno de sus activos en Andalucía, en concreto la planta de El Puerto de Santa María (Cádiz), especializada en aeroestructuras, superplásticos, chapistería y, sobre todo, fibra de carbono.

El objetivo es, según precisaron fuentes conocedoras de la operación, que sea Alestis la que asuma su titularidad. El razonamiento no deja lugar a dudas. Y es que la planta de El Puerto es la única en la comunidad que cuenta con la capacidad y la ingeniería necesaria para desarrollar uno de los contratos que Airbus adjudicó a Alestis, concretamente el cono de cola (la parte trasera de la aeronave donde se integran el estabilizador horizontal y vertical y conocida también como sección 19.1).

"Airbus siempre exige un plan industrial para minimizar riesgos [a la hora de subcontratar grandes paquetes de trabajo]. ¿Cómo es posible haber adjudicado ese contrato si Alestis no tenía esa capacidad?", se pregunta una de las fuentes consultadas.

No hay que perder de vista que la integración de EADS-CASA en Airbus, que fue la que determinó la salida por la puerta de atrás de su anterior presidente Carlos Suárez por las discrepancias con la cúpula por cómo se pretendía llevar a cabo, se dio por culminada a mediados del mes pasado. Han bastado algo más de dos semanas para que el consorcio europeo haya dejado atrás sus insistentes mensajes sobre que no peligraba el futuro de la antigua CASA y que la fusión era un movimiento para aumentar las sinergias, no para quitar peso específico a España.

La plantilla ha recibido la noticia como un jarro de agua helada. De materializarse, sería "la primera visualización de las consecuencias que ha tenido la integración: la primera pérdida de peso en la industria de cabecera", aseguraron fuentes sindicales, que temen que no se trate de un único caso, sino del primero.

De hecho, los trabajadores de la planta celebraron ayer una asamblea en la que, según otras fuentes, se plantearon medidas contundentes de protesta, sobre todo ante la visita que hoy tiene previsto realizar a las factorías de la Bahía el consejero delegado y máximo ejecutivo de EADS, Louis Gallois. A ver qué dice.

  • 1