Economía

Ebro despeja la incógnita

El grupo Ebro Puleva tiene previsto presentar al comité intercentros y a las organizaciones agrarias su plan de reestructuración como consecuencia del impacto de la reforma de la OMC.

el 14 sep 2009 / 20:20 h.

El grupo Ebro Puleva tiene previsto presentar hoy lunes al comité intercentros y a las organizaciones agrarias su plan de reestructuración como consecuencia del impacto de la reforma de la OMC (Organización Común de Mercado) del azúcar. El reajuste contempla el cierre de tres plantas, dos de ellas andaluzas, la ubicada en La Rinconada (Sevilla) y una de las de Jerez.

Ebro Puleva ha convocado a los agentes implicados para presentarles el plan de reestructuración previsto para reducir la producción de azúcar de las 730.000 toneladas anuales que tenía asignadas a unas 400.000, según precisaron fuentes del grupo.

Una vez presentado dicho plan, que supondrá el cierre de tres de las plantas azucareras del grupo, dos de ellas andaluzas, éste deberá negociarse con las organizaciones agrarias en un plazo de unos 20 días, hasta llegar a un plan negociado con los productores, que deberá ser presentado al Gobierno central para su posterior aprobación.

La división azucarera de Ebro Puleva posee actualmente una plantilla fija media de 1.300 trabajadores repartidos en siete factorías, de las que cuatro están ubicadas en Castilla y León y tres en Andalucía, en concreto dos en Jerez de la Frontera (Cádiz) y una en La Rinconada (Sevilla).

El plan de reestructuración esbozado contempla el cierre de tres fábricas, una de ellas en la comunidad castellano-leonesa y las otras dos en la andaluza. En ese sentido, fuentes de las organizaciones agrarias, que esta semana se reunieron con Ebro, aseguraron que las dos fábricas andaluzas que cerrarán serán Guadalcacín, en Jerez de la Frontera (Cádiz) y La Rinconada (Sevilla), sobre las que Ebro deberá amortizar cuotas de esas dos instalaciones.

Fuentes de la organización agraria Asaja lamentaron que ambos cierres "afectarán a gran cantidad de remolacheros que estaban dispuestos a producir a unos precios dignos". "Parece que Ebro no tiene intención de tener azúcar en Andalucía pues no ha puesto sobre la mesa el precio suficiente para que sea rentable para el agricultor", agregaron.

Precisaron que el conjunto de organizaciones agrarias han intentado llegar sin éxito a un acuerdo interprofesional con Ebro para establecer los plazos de referencia y el reparto de los fondos de reestructuración que dará la UE a los productores con el visto bueno de la industria.

Ante esta situación, el conjunto de organizaciones decidieron presentar un documento al Gobierno "en el que pedimos al Ministerio de Agricultura cómo queremos que reglamente los reales decretos para la distribución de esos fondos de reestructuración".

Sin protestas, por ahora. Por su parte, el comité intercentros se reunió esta semana con la dirección de Ebro, que no quiso adelantar y ni detallar ningún aspecto de esta reestructuración y les emplazó a hoy lunes para abordar el asunto.

Fuentes del comité reconocieron que los trabajadores "no somos optimistas", ya que "no sabemos si con la producción sembrada habrá para tres fábricas, dos o una". Recordaron que aunque ya anunciaron la adopción de acciones y movilizaciones y a nivel sindical ya se han registrado reuniones en ese sentido, no llevarán a cabo ninguna protesta hasta conocer el contenido del plan de reestructuración.

El pasado 31 de octubre, Ebro Puleva cifró en 175 millones de euros los gastos derivados del cierre de las tres plantas por el impacto de la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del azúcar, que supondrá además que el resultado bruto de explotación (Ebitda) de su división azucarera para el periodo 2009-2014 se sitúe en unos 70 millones anuales, frente a los 120 de 2005.

  • 1