martes, 11 diciembre 2018
20:59
, última actualización
Local

Échale huevos a las papas

La papa y el huevo (Mercado del Barranco). Mucha gente, gastronómos y chefs incluidos, sueñan con unas buenas patatas con huevos fritos.

el 06 mar 2015 / 12:30 h.

TAGS:

LA FICHA:

  • Dirección: Mercado Lonja del Barranco, puesto nº 8. C/Arjona.41001 Sevilla.
  • Teléfono: 615 68 23 17
  • Horario: De 10:00 a 24:00. Todos los días.
  • Propietario: Intermedia de Ocio.
La papa y el huevo, en el Mercado del Barranco. / El Correo La papa y el huevo, en el Mercado del Barranco. / El Correo Para el gran reportaje sobre el llamado Mercado Gourmet del Barranco, hace falta más rodaje, dejar pasar las bullas de los primeros tiempos e ir probando con tranquilidad los diferentes puestos que allí ofrecen sus productos. Hay de todo, salmorejos, arroces, tapas tradicionales, tapas más vanguardistas, mariscos y pescados y el pequeño puesto que hoy nos ocupa, La papa y el huevo. Parecería a priori una propuesta simple para un mercado de este tipo, pero nada más lejos de la realidad. Para empezar, muchas personas, entre ellas multitud de expertos en gastronomía e incluso reputados cocineros, confiesan que su plato favorito son unos buenos huevos fritos con patatas, y es que la vida se ha puesto de tal manera que uno lo que acaba es buscando los sabores rotundos y auténticos de antes, y cuando digo ese antes me refiero a cuando los alimentos tenían sabores auténticos. Afortunadamente parece que cada vez se tiende más a la recuperación de una agricultura y una ganadería que vuelva a la autenticidad, ahora se llama ecología, sostenibilidad o como quieran, pero en el fondo es solo eso, volver a los métodos más naturales y a la estacionalidad. La papa y el huevo es una apuesta tan simple como genial, buenas patatas, con varios tipos de ellas, y buenos huevos, lo demás es cuidado en la elaboración, ojo con el aceite, y buenos tiempos de cocción. A partir de aquí, varias elaboraciones tradicionales que pretenden recuperar recetas tan pervertidas en los últimos años como las papas a la brava (4,00 euros), La papa y el huevo me consta que ha probado varias recetas para dar con la salsa brava idónea, nada que ver con el camelo que nos dan en tantísimos bares donde se limitan a poner unas papas fritas con una mezcla de ketchup y mayonesa, si acaso con unas gotas de tabasco para dar un poco de picante. Huevos fritos con volantes, patatas fritas y tomate,  ‘papas’ bravas y Ensaladilla de carabineros. / El Correo Huevos fritos con volantes, patatas fritas y tomate, ‘papas’ bravas y Ensaladilla de carabineros. / El Correo Decíamos, simpleza, calidad de producto y buena ejecución, como el cartucho de patatas chip (2,50 euros) recién hechas. Probablemente, por lo que decíamos antes, aquí la tapa estrella sean los huevos fritos con volante, patatas y tomate casero (3,50/7,00 euros), huevos bien fritos, patatas caseras cortadas a cuchillo y una base de tomate casero, para una receta tradicional, muy popular y que no es fácil encontrar como tapa en otros locales. Un plato a muy buen precio para disfrutar de lo mejor de nuestra gastronomía y recordar esos huevos fritos de casa donde nos comíamos un bollo de pan mojando, porque, como dice el maestro Ansón, todo lo que te puedas comer con las manos, cómetelo con las manos, que estará más rico. gastro-02Un concepto divertido y actual, nos presentan propuestas como el huevo flor sobre pisto agridulce (3,00 euros), que se abre sobre un pisto de verduras clásico, o unos huevos rotos con patatas y chorizo (3,00/7,50 euros). Todo basado en materia prima de alta calidad, como las patatas del sevillano pueblo de La Rinconada, de las mejores del mundo, y en la elaboración a mano y al momento de todas las recetas. No se excluyen platos algo más elaboradas y de cierta sofisticación, como el potito de crema de patatas y setas con huevo a baja temperatura y aceite de trufa (3,50 euros). Y claro, también las tapas a base de patatas tradicionales además de las ya mencionadas, patatas alioli, ensaladilla del mar, papas aliñadas tradicionales y aliñadas con un toque de pepinillos, todas estas se pueden pedir en una ración con un poco de todo por 7,00 euros. Además de las mencionadas patatas sevillanas de La Rinconada, también tienen algunas de origen francés, como la Celtiane, la Vitellotte, la Jazzy o la Ratte, que utilizan en diferentes preparaciones. Para el tema de la bebida ya se sabe el funcionamiento de este tipo de mercados, hay que buscar la cerveza en su puesto correspondiente, por cierto, aquí con Cruzcampo fresca de depósitos de 1.500 litros que viene diariamente de la fábrica. Hay otro puesto específico de vinos, con una carta variada y suficiente para buscar las mejores parejas con cada plato. Por lo demás, buscar el sitio adecuado para sentarse con la copa elegida y las tapas, una labor que a veces se vuelve complicada dada la afluencia de público al recinto, así que lo mejor es no ir solo, por aquello de que alguien guarde el sitio.

  • 1