Local

Écija se inunda por tercera vez en 15 días

El arroyo Argamasilla ha vuelto a anegar las mismas calles del casco urbano anegadas hace tres días por la última tromba de agua.

el 21 dic 2010 / 12:17 h.

TAGS:

Lo que José Cano vio por la mañana del martes entrando por su calle, Rodríguez Marín, era "un río" que, por suerte, no le "entró en casa". Eso sí, este vecino del centro de Écija no ocultaba su preocupación: "El problema será el barro que tendremos en la puerta", se lamentó. Prácticamente en la casa de enfrente, Mari Carmen López enseña su casa. Está en obras -"es que me caso"- y muestra el patio, apuntalado y con una cuarta de agua. "Ha saltado dentro, estamos arriados, en el patio, en la cocina... el agua nos ha entrado por el patio".

Porque el cielo no da tregua a Écija, un municipio de la Campiña de poco más de 40.000 habitantes y conocido como la Ciudad del Sol. Sufrió la tercera inundación de este mes: de menor envergadura que la ocurrida los pasados días 6 y 7, cuando se anegó un tercio del casco urbano, pero del mismo nivel que la del pasado sábado, con gran parte de las calles del casco antiguo con medio metro de agua.

Tras toda la madrugada lloviendo sin cesar, a primera hora las alcantarillas de las calles por debajo de las que pasa el arroyo Argamasilla encauzado comenzaron a escupir agua sin remedio, igual que los husillos de las viviendas. Paralelamente, el río Genil comenzó a subir de nivel a un ritmo preocupante, llegando a los 6,40 metros, prácticamente uno menos que la cota histórica que alcanzó el pasado día 7 (7,37), lo que extendió el problema por gran parte de la ciudad. Las áreas más afectadas volvieron a ser Puerta Osuna y el entorno de las calles Victoria, Arroyo, Santiago, Cava y Padilla, así como la plaza del Matadero y la avenida Cristo de Confalón.

Esta situación se reproduce mientras los vecinos esperan entre indignados y resignados que concluya la limpieza del arroyo, lo que debe aminorar los efectos de las crecidas. De hecho, desde el pasado mes de abril está el Ayuntamiento de Écija pidiendo a la Agencia Andaluza del Agua que acometa estas tareas. Son sólo un remedio parcial, porque desde hace un año se están ejecutando las obras para completar el encauzamiento del arroyo -por 30 millones de euros- que tardarán todavía otro más.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, se desplazó por la tarde de manera inesperada a la ciudad, donde se reunió con el alcalde, Juan Wic (PSOE). "Que los vecinos estén tranquilos porque los daños causados por el temporal se van a reparar", se comprometió el presidente, quien agregó que todas las medidas que se están adoptando ahora son "extraordinarias"."Estamos ante unas borrascas inéditas en Andalucía, que descargan muchísima agua", justificó el presidente, al tiempo que prometió que las obras de limpieza del arroyo terminarán en enero de 2011. Igualmente, anunció que una avanzadilla de la Unidad Militar de Emergencia (UME) va a desplazarse a la ciudad para ver qué necesidades hay.

Para esta última inundación había unos 200 efectivos de emergencia trabajando en el municipio. El presidente también destacó que gracias a que se hicieron las obras en el Genil -ejecutadas a finales de los 90 después de la espectacular crecida de 1997 que inundó casi toda la ciudad- esto impidió una situación peor, y aclaró que en el caso del arroyo sólo queda algo por limpiar. Por su parte, la consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, que estuvo con la comitiva, acudió para ver si es necesario alojar a familias desplazadas debido al temporal.

  • 1