viernes, 19 abril 2019
20:21
, última actualización
Local

Écija se prepara para una nueva edición del Correo Postal

En su sexto año recorrerá el doble de municipios a los largo de los casi 250 kilómetros de los que consta la prueba

el 14 oct 2009 / 18:10 h.

TAGS:

El cartel de la VI edición fue presentado ayer en el Museo de Carruajes de Sevilla.

Una docena de municipios, en lugar de los seis habituales, y en octubre, en vez de en mayo. El VI Correo Postal, la carrera a caballo por etapas más larga de Europa, se celebra casi año y medio después de la quinta edición, en octubre en vez de en mayo y con el doble de municipios a recorrer.

Y es que en 2009 cada etapa tendrá metas intermedias, por lo que, al final, seguirán siendo seis los jinetes y caballos que participen, uno por cada etapa. En un único día, cada equipo cubrirá los más de 250 kilómetros que hay entre Écija y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Y lo harán pasando por Osuna, Morón de la Frontera, El Coronil, Los Molares, Utrera, Los Palacios y Villafranca, Las Cabezas de San Juan, El Cuervo, Lebrija y Trebujena (en la provincia de Cádiz).

En realidad, será en medio día, porque la salida está prevista para el día 17 a las 8.00 horas desde Écija, y se estima que los primeros jinetes llegarán a las playas de Sanlúcar de Barrameda en torno a las 20.00. "Se parte con la salida del sol y se llega a la meta cuando éste se pone, en el marco incomparable de las playas de Sanlúcar de Barrameda", explicó ayer Carmen López, concejal de Juventud y Deportes de Écija.
En lo estrictamente deportivo, la carrera se estructura como un raid, es decir una prueba de resistencia antes que de velocidad. Gana el que mejor resiste. No sirve de nada llegar el primero a cada una de las metas intermedias si el jinete y el caballo no lo hacen en buenas condiciones, algo que debe determinar un control médico al final de cada etapa.

Es la diferencia del Correo Postal con otras pruebas hípicas y lo que, según los expertos, convierte a esta carrera en una cita tan interesante por impredecible, ya que hasta el final de la última etapa no se conoce al ganador.

Se llama así porque rinde homenaje a los correos a caballo que hace siglos llevaban las cartas por la misma ruta que ahora se recupera. Como parte de ese homenaje, el equipo que gana recibe, junto a un premio en metálico, el encargo de entregar al rey un pergamino que imita las antiguas cartas que transportaban los correos a caballo.

Paralelamente, la víspera de la carrera se vive como una fiesta que, este año, va a ser posible gracias a la colaboración de la Yeguada Militar asentada en Écija, en concreto en la finca La Isla, que dará cobijo a los caballos, al no estar listas las instalaciones de la Escuela Municipal de Hípica. En números, el Correo Postal cubre casi 250 kilómetros en etapas de unos 40 cada una.

  • 1