Local

Ecologistas denuncian fuel del New Flame en el Parque Natural

Agaden-Ecologistas en Acción alertó ayer de un nuevo vertido procedente del 'New Flame' en un espacio protegido del parque natural del Estrecho.

el 15 sep 2009 / 00:15 h.

TAGS:

Redacción / J.C.

Agaden-Ecologistas en Acción alertó ayer de un nuevo vertido procedente del 'New Flame' en un espacio protegido del parque natural del Estrecho. El caso del chatarrero ha puesto en el punto de mira la contaminación de la bahía de Algeciras, pero Greenpeace alerta de que la zona sufre "derrames continuos" con peor efecto que grandes accidentes como el del 'Prestige'.

Una semana después de que el buque vertiera de nuevo fuel a las playas de La Concha, Getares y Rinconcillo -debido al fuerte temporal del fin de semana pasado que volvió a arreciar ayer-, la organización Agaden-Ecologistas en Acción alertó de que las playas de Punta de San García, un espacio protegido integrado en el parque natural del Estrecho de Gibraltar, aparecieron en la tarde de ayer "embadurnadas de chapapote y alquitrán", según su portavoz, Javier Gil. El líder ecologista afirmó que las olas arrastraban "materiales y desechos" y lamentó que en ese espacio natural "no hay dispositivo" de limpieza, aunque tanto la Junta de Andalucía como el Ministerio de Medio Ambiente mantienen el dispositivo de control en alerta.

El temporal azota de nuevo el Estrecho, con previsiones de rachas de viento de hasta 80 kilómetros hora, y todos los ojos apuntan al chatarrero, encallado desde hace seis meses en la zona y del que tras el último temporal ya sólo es visible la chimenea y el mástil de popa.

Pero más allá de este caso, donde las organizaciones ecologistas han llevado la delantera alertando de los vertidos y el hundimiento -casi siempre inicialmente negados por la Roca- Greenpeace presentó esta semana el informe La Contaminación en España en el que afirma que "Algeciras es un ejemplo de contaminación crónica por hidrocarburos" con "pequeños pero continuados vertidos".

El Estrecho de Gibraltar es una de las rutas marítimas con mayor tráfico de petroleros del mundo y al año se transfieren seis millones de toneladas de combustible, ya que ocupa el cuarto puesto mundial en volumen de bunkering (traspaso de fuel de un barco a otro). Esto supone "derrames continuos" de hidrocarburos con un impacto mayor que el de grandes vertidos accidentales puntuales. Greenpeace alude a un estudio científico del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía del CSIC según el cual "la calidad de los sedimentos de la bahía de Algeciras es peor que la de la costa gallega cuatro años después del hundimiento del Prestige".

El documento ofrece muchos datos: en 2006 pasaron por el Estrecho 96.188 buques, de los cuales 21.343 de ellos transportaban mercancías peligrosas (el contenido de las 42.000 toneladas de carga del New Flame aún es un misterio) y si para el bunkering se emplean normalmente gabarras que cargan menos de 2.000 toneladas de combustible, en el Estrecho los buques destinados a este uso llegan a ser "gasolineras flotantes" que trasladan entre 80.000 y 100.000 toneladas, lo que según Greenpeace no está autorizado en ningún otro lugar de la UE.

Pero más allá de las cifras, la conclusión de Greenpeace resulta demoledora: "La situación de incumplimiento de la legislación europea por parte de Gibraltar está convirtiendo la bahía de Algeciras en una zona absolutamente degradada e insalubre".

Eurodiputados de los partidos españoles con representación en la Comisión Europea han pedido cuentas estos días a la UE por el New Flame. Verdemar-Ecologistas en Acción recordó ayer que ya lo hizo el 30 de agosto y lamentó que los políticos, en vez de unirse a su denuncia, vayan "cada uno por su lado.

  • 1