Cultura

Edimburgo se prepara para echar el resto con su gran festival de verano

La ciudad escocesa se transmuta desde hoy y durante tres semanas para acoger su esperada cita estival: su festival total, en el que el teatro, la danza, la música y cuantas manifestaciones artísticas lo deseen podrán hacerse notar en el mejor escaparte posible.

el 16 sep 2009 / 07:09 h.

La cita anual y estival con el teatro, la ópera, el baile y la música, que invade desde hoy y durante tres semanas las calles de la ciudad escocesa de Edimburgo, ha elegido este año como eje principal el salto intelectual y científico que trajo consigo la Ilustración en el siglo XVIII.

El director del festival, Jonathan Mills, considera que Edimburgo es el lugar perfecto para trasladarse a esta centuria y entender mejor cuál fue la fuente de las ideas y los inventos que sentaron los cimientos de buena parte de la sociedad y la cultura tal y como las entendemos hoy.

En el programa teatral destaca el estreno mundial de The Last Witch (La última bruja), una pieza de Rona Munro basada en la historia de Janet Home, la última mujer ejecutada por brujería en Escocia; y Peter and Wendy, una adaptación de la eterna Peter Pan de un insigne escocés: J.M. Barrie.

De la mano de la danza estarán, entre otros, El retorno de Ulises, con la coreografía de Christian Spuck y el talento de los bailarines del Royal Ballet de Flandes, y una buena dosis de eclecticismo musical: Purcell, Charles Trenet y Doris Day.

El coreógrafo catalán Cesc Gelabert presentará, con su compañía, las coreografías Sense Fi y Conquassabit, y el escocés Michael Clark volverá a casa 20 años después con un trabajo sobre la Santísima Trinidad del rock: David Bowie, Iggy Pop y Lou Reed.

  • 1