Cultura

Editan el epistolario ‘andaluz’ del escritor Washington Irving

El autor romántico deja aflorar su lado más íntimo en 37 cartas que escribió durante sus dos visitas a la Alhambra.

el 21 dic 2009 / 21:51 h.

Presentación del libro en plena Alhambra.

El Patronato de la Alhambra y el Generalife ha editado por primera vez en español un libro -Cartas desde la Alhambra- que recoge las cartas que Washington Irving -un escritor estadounidense reconocido entre los grandes maestros de la literatura universal dentro del campor del Romanticismo- remitió a colaboradores, familiares y amigos durante sus dos estancias en el monumento nazarí.

El lector se podrá acercar "al aspecto más privado" del escritor gracias a estas cartas, según indicó ayer Manuel Mateo Pérez, director de la Colección Plural de la Biblioteca de la Alhambra, durante la presentación del volumen, junto a María del Mar Villafranca, directora del Patronato de la Alhambra, y Javier Villoria, comisario de la muestra sobre Irving que acoge actualmente el monumento.

El libro está estructurado en torno a 37 cartas, tres de ellas escritas entre el 9 y el 20 de marzo de 1828, y el grueso restante durante los tres meses de 1829 en los que Washington Irving recaló en Granada por segunda vez, fascinado por su exotismo.

El estudio es fruto de la edición y traducción de Antonio Garnica Silva, catedrático emérito de Filología Inglesa en la Universidad de Sevilla y asesor científico del Patronato de la Alhambra para la celebración en 2009 del 150 aniversario de la muerte de Washington Irving.

Garnica ha introducido todas las misivas con breves presentaciones de las personas a las que iban dirigidas, contextualizando así unos escritos íntimos que sirven para conocer mejor a Washington Irving, "una persona diletante, contemplativa y un poco bon vivant", como lo ha definido Manuel Mateo Pérez durante su presentación.

En este sentido, Javier Villoria destacó el trabajo realizado por Antonio Garnica no sólo con las cartas, sino también con los diarios personales del también diplomático norteamericano con el objetivo final de entender mejor el espíritu de sus famosos Cuentos de la Alhambra.

El lector podrá descubrir los "sentimientos auténticos" de Irving cuando vivió en la Alhambra. Villoria explicó que "a veces una misma idea la expresa de tres formas diferentes: desde el respeto a una persona superior, con una prosa cuidada pero en cierta manera guardando las distancias, hasta el mayor romanticismo que uno puede encontrar en cartas como las que escribió a Antoinette Bolviller".

La directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, incidió por su parte en la importancia de estas "cartas que escribe en Granada y en la Alhambra traducidas al español" para profundizar "en la personalidad y en la forma de escribir de Washington Irving".

El libro, que ha salido al mercado nacional, europeo y latinoamericano con una tirada de 2.000 ejemplares y un precio de 20 euros, cuenta con un apéndice gráfico con grabados poco conocidos de la Alhambra, su entorno y los personajes que la habitaron.

Washington Irving (1783-1859) realizó estudios de Derecho, pero su vocación se interesaba más por el periodismo y la escritura que por la abogacía. En 1802 comenzó a escribir artículos en periódicos de Nueva York, como las Cartas del caballero Jonathan Oldstyle.

En 1809 realizó Historia de Nueva York, que fue considerada cómica y satírica y recibió la aceptación por parte del público, a la vez que proporcionó rédito económico al autor.

En Madrid, donde perteneció al cuerpo diplomático de su país natal, escribió Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón (1828) y Cuentos de la Alhambra (1832). Regresó a su tierra natal en el año 1846.

  • 1