Cultura

Editar también es compartir

Rulfo solía decir que escribió Pedro Páramo porque no lo encontraba en su biblioteca. Ese mismo estímulo ha movido al escritor Juan Bonilla a impulsar la colección Zut, un proyecto editorial sin otro propósito que el de lanzar al mercado buenos libros inéditos u olvidados.

el 15 sep 2009 / 09:34 h.

Rulfo solía decir que escribió Pedro Páramo porque no lo encontraba en su biblioteca. Ese mismo estímulo ha movido al escritor Juan Bonilla a impulsar la colección Zut, un proyecto editorial sin otro propósito que el de lanzar al mercado buenos libros inéditos u olvidados. Gottfried Benn y Herman Melville son sus primeras apuestas.

Hay quien edita para ganar dinero, o para cobrar notoriedad en el mundillo literario. La recién nacida colección Zut -esqueje de la revista homónima- nace, por el contrario, del deseo de impedir que ciertas joyas literarias caigan en el olvido, así como de la voluntad y el gusto de compartir con los lectores algunas lecturas apasionantes. El propio Bonilla lo explica así: "La idea inicial es recuperar obras vanguardistas no traducidas o poco conocidas, y alternarlas con cosas que vayamos descubriendo y que nos interesen: da igual si son nombres nuevos o rescates, obras en prosa o poesía", agrega.

El comienzo no ha podido ser mejor: Morgue del alemán Gottfried Benn -con traducción de Jesús Munárriz-, y John Marr y otras marinas -en versión de José Manuel Benítez Ariza- son los primeros títulos de Zut.

Benn (Mansfeld, 1886- Berlín, 1956) es un autor de culto que prácticamente estaba barrido del panorama español desde aquella legendaria edición de Júcar de 1983. La primera versión de Morgue en alemán vio la luz en 1912, cuando el autor contaba 26 años, y apenas salieron de la imprenta 500 ejemplares. Bisturíes, sangre, vísceras y escatología abundan en sus versos, pero también una exploración del dolor, la búsqueda del alma entre las vísceras atormentadas.

El libro de Melville (Nueva York, 1819-1891), por su parte, tuvo en 1888 como primera tirada unos escasos 25 ejemplares, pues a pesar de ser ya el autor de Moby Dick y Bartleby el escribiente no pasaba su mejor racha. Los versos que integran John Marr se ordenan en cinco monólogos que discurren en una poética "áspera, disonante, acentualmente bronca" en palabras del traductor, y que confirman a Melville como el "pionero de la modernidad" que fue.

Próximos títulos. "Desde el principio fuimos conscientes de que hay demasiados títulos en el mercado, y los libreros también lo piensan", prosigue Bonilla. "Pero nuestra idea no es sacar libros, sino sacar estos libros. Si llega el momento en que no se nos ocurre ningún autor querido que no esté en las librerías, nos retiramos".

De momento, la colección Zut ya tiene listos dos nuevos títulos. Uno es Death and taxes (Muerte e impuestos) de Dorothy Parker, con traducción de Justo Navarro; el otro es El aeroplano del Papa, poema narrativo del siempre imprevisible Marinetti.

  • 1