Deportes

Edu puede retrasarse más

El Betis tiene motivos de sobra para preocuparse con el estado de Edu, que desde agosto no se cura de una rotura muscular cuando sufre otra. El brasileño no ha disputado ni noventa minutos oficiales y el cuerpo médico ha consultado con expertos de Finlandia, Brasil y EEUU para ver qué tratamiento es el idóneo.

el 15 sep 2009 / 17:57 h.

El Betis tiene motivos de sobra para preocuparse con el estado de Edu, que desde agosto no se cura de una rotura muscular cuando sufre otra. El brasileño no ha disputado ni noventa minutos oficiales y el cuerpo médico ha consultado con expertos de Finlandia, Brasil y EEUU para ver qué tratamiento es el idóneo.

La pierna izquierda de Edu no da una a derechas, valga el juego de palabras, desde que una noche maldita de verano en Elche se le rompió el bíceps femoral en un amistoso que, sin que nadie pudiera imaginarlo, iba a marcar la temporada del Betis. El atacante verdiblanco estuvo semanas y semanas rehabilitando la zona dañada, pero ya esa primera lesión se resistía a sanar y el brasileño acabó marchándose a Valencia, a La Calderona, para aprovechar los últimos avances tecnológicos y mejorar de una vez por todas. El tratamiento hizo efecto y Edu reapareció en la séptima jornada frente al Mallorca, pero diez días después, en Castellón, vuelta a empezar: marcó un gol, sí, pero a cambio volvió a sufrir una rotura fibrilar en la misma zona. Se le diagnosticaron entonces entre seis y siete semanas de ausencia, pero el doctor Tomás Calero adelantó ayer que ese plazo "quizás" se queda "corto".

El problema, como señaló el jefe de los servicios médicos del Betis, no es la lesión en sí, ya que una rotura muscular no es el fin del mundo, sino la posibilidad de que el jugador recaiga y recaiga, como ha sucedido esta vez. "No queremos que haya ningún porcentaje de que la lesión se vuelva en su contra, así que tenemos que ver de qué forma vamos a afrontar el problema", explicó Calero. La primera persona del plural tiene una razón de ser: el médico del Betis ha consultado a otros colegas de distintas partes del mundo para tener todas las perspectivas posibles y concretar el tratamiento "más correcto" para el futbolista. Como es lógico, el paso por el quirófano no se descarta como opción.

"Es lo que nosotros llamamos un comité de expertos: hay un finlandés, un brasileño, otro español, un americano... Les hemos enviado placas e informes clínicos y cuando tengamos los resultados veremos qué criterio vamos a seguir. Queremos elaborar la actitud terapéutica correcta y mañana la haremos oficial", añadió Calero, que esperaba recibir los informes de sus compañeros a lo largo de la tarde.

En todo caso, sean cuales sean las opiniones de los otros médicos, el del Betis ya admitió ayer que la convalecencia de Edu va para largo: "Seis semanas quizás son un periodo demasiado corto", sentenció.

La situación del último pichichi bético no es la única inquietante. Los problemas musculares de Juanito, también en el bíceps femoral, están dando batalla a los servicios médicos del club. "Tiene una protesta del músculo. Hoy ha hecho carrera por primera vez y las sensaciones son aceptables, pero el nivel de exigencia era bajo. Mañana iremos subiendo", explicó Calero. El capitán, al que el dolor incomoda de manera irrebatible, sospecha incluso que la lesión es anterior a sus molestias lumbares. Y ojo, porque quizás sufra una microrrotura.

  • 1