Local

Eduardo Benítez en la memoria

Al aproximarse un nuevo año es usual que todos, pero sobre todo los mayores, pensemos en lo que deseamos y en lo que podríamos hacer para que se hagan realidad nuestros deseos en el año que va a comenzar.

el 15 sep 2009 / 20:27 h.

Al aproximarse un nuevo año es usual que todos, pero sobre todo los mayores, pensemos en lo que deseamos y en lo que podríamos hacer para que se hagan realidad nuestros deseos en el año que va a comenzar. Y es inevitable que, a la vez, miremos hacia atrás, hacia nuestra particular y pequeña historia. La memoria evoca el pasado trayéndolo al presente para contarlo. Suele ser selectiva, hundiendo en los recovecos del tiempo perdido lo que menos nos satisface de cuanto hicimos así como los acontecimientos y personas menos gratas o, al menos, tiñendo todo ello con una dulce melancolía. El recuerdo es así algo más, pues, como indica su etimología, pasa por el corazón para revivir no solo la historia sino los sentimientos que la acompañaron. Así se han recordado recientemente los años finales de los cincuenta y primeros de los sesenta del pasado siglo en un homenaje a Eduardo Benítez.

Mucho se ha destacado la importancia de los años siguientes, radicando en ellos el nacimiento de nuestra historia reciente. Cierto. Pero, no cabe olvidar que, en gran parte, esos años siguieron las bases sentadas en los años inmediatamente anteriores. Aquella España no era un páramo infecundo. No es ocasión de citar obras ni personas, mas sí apuntar la memoria hacia un grupo muy joven que, en torno a una emisora religiosa, lideró una nueva forma de radio, de enfrentarse con la vida, y de entender el cine y el teatro impulsando la cultura sevillana. Un grupo humano que logró un amplio número de seguidores, unidos al ya existente de Juventudes Musicales. Al revivir aquellos años en el recuerdo del homenajeado, en un acto ejemplarmente impulsado por el amor de un hijo y que contó con la intervención de varios actores de aquellas iniciativas, se hace justicia a lo que él y aquel grupo significaron para nuestra ciudad y la vida cultural posterior, planteándose la interrogante de si aquella generación tiene todavía algo que hacer y que decir. Porque en definitiva, al atardecer de la vida se nos confrontará con lo que hemos vivido. Y hemos vivido lo que hemos hecho.

Colectivo de profesionales andaluces

vicenteplural@hotmail.es

  • 1