Local

Educación amplía la oferta de FP para oficios sin formación

El Gobierno aprueba un paquete de medidas para todas las fases formativas.

el 01 oct 2010 / 18:56 h.

TAGS:

Un joven trabaja en un módulo de mecánica de Formación Profesional (FP).

El sistema educativo español sufrirá importantes cambios a partir de ahora, o eso se espera. Estas modificaciones tienen su origen en la batería de iniciativas que aprobó ayer el Gobierno y que afectan a todas las etapas educativas, desde el segundo ciclo de Educación Infantil -de tres a seis años- hasta la Formación Profesional y la Universidad.

Uno de los puntos fuertes de este Plan de Acción se centra en la Formación Profesional (FP), con la creación de 18 nuevas cualificaciones profesionales y la actualización de tres ya existentes. Las nuevas formaciones están, en su mayoría, orientadas a cubrir sectores que aún no contaban con formación oficial, como los estudios marítimo-pesqueros, de seguridad y medio ambiente, textil, de confección y piel, y de transporte y mantenimiento de vehículos, entre otros.

En este sentido, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, anunció la realización de un mapa sobre la Formación Profesional que permitirá fijar las necesidades del tejido productivo con una perspectiva de cinco años, para adaptar los estudios. El objetivo, según el ministro, es que para el mes de junio de 2011 se pueda completar un catálogo de 140 titulaciones de formación profesional bien cualificada, que "es lo que requiere la sociedad".

"Se trata de una apuesta permanente" del Ejecutivo por la educación, recalcó la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, que, además, citó como ejemplo la dotación para becas prevista en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que asciende a 1.430 millones de euros.

En este sentido, el titular de Educación subrayó que, por primera vez, se destinará más del 5% del Producto Interior Bruto (PIB) a la educación, con una inversión global entre administraciones y universidades que rondarán los 54.000 millones de euros. Asimismo, Gabilondo incidió en que la educación es la mejor política social, pero también "la mejor política económica". Igualmente, enumeró los principales objetivos de las medidas aprobadas, que son: luchar contra el abandono escolar, reforzar los idiomas y la formación profesional, e impulsar la modernización de las universidades.

De hecho, entre el amplio paquete de medidas que se aprobaron ayer destaca la puesta en marcha de un programa integral para el aprendizaje de lenguas extranjeras, que estará dotado con una financiación de 120 millones de euros para este curso. Entre sus principales propósitos destaca que todos los alumnos conozcan al final de la educación obligatoria por lo menos una lengua extranjera, así como ampliar el conocimiento de una segunda lengua foránea durante la educación obligatoria. Además, estas iniciativas pretenden reforzar el conocimiento de idiomas en la formación profesional y fomentar el aprendizaje de lenguas extranjeras entre las personas adultas.

De hecho, el plan del Gobierno prevé estancias en otros países tanto para el profesorado de lenguas extranjeras, como para los maestros de educación infantil y primaria. También se busca ampliar el número de profesores visitantes extranjeros, que no sustituirán a los docentes españoles.

Para fomentar la Formación Profesional y los estudios universitarios, se propuso también la creación de un Observatorio de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento académico, un órgano de asesoramiento para estudiar y analizar los resultados de los programas de becas y ayudas en materia universitaria. Este Observatorio contribuirá a la mejora de la equidad, eficacia y transparencia del sistema universitario español. Igualmente, este organismo permitirá conocer "exhaustivamente" la distribución del gasto en becas y su impacto en la formación de nuestros jóvenes, así como realizar un seguimiento centralizado de todos los resultados.

  • 1