Local

Educación frena la formación del profesorado por falta de consenso

El Consejo Escolar pide suspender la tramitación del decreto que iba a entrar en vigor en diciembre, porque los sindicatos quieren más tiempo para posicionarse sobre la norma.

el 31 oct 2011 / 21:40 h.

TAGS:

El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica. / efe

La Consejería de Educación ha dejado en suspenso la tramitación del nuevo decreto que regulará la formación inicial y permanente del profesorado, uno de los máximos empeños de la Junta y del presidente José Antonio Griñán, cuya aprobación y entrada en vigor estaba prevista para finales de este año. El Consejo Escolar de Andalucía, dependiente del área que dirige Francisco Álvarez de la Chica, ha "recomendado" a la consejería que paralice la tramitación del borrador al percatarse de "una falta de consenso entre los sindicatos y el resto de actores de la comunidad educativa" respecto a la citada normativa.

Dada la repercusión que tendrá el nuevo decreto en cuanto al grado de preparación que se le exigirá a los docentes andaluces, la consejería ha aceptado la petición del Consejo Escolar, que ha pospuesto el debate para más adelante, previsiblemente hasta después de las elecciones generales. El decreto de formación del profesorado parte de un dictamen que se discutió durante un año en el Parlamento, que logró el acercamiento de las fuerzas políticas y el consenso de la comunidad educativa pero, al parecer, se ha estancado por la falta de unidad sindical en el seno del Consejo.

El Consejo Escolar es un órgano consultivo dependiente de la consejería, donde están representados todos los miembros de la comunidad educativa (profesores, estudiantes, padres de alumnos, agentes sociales...). Entre sus funciones está emitir informes sobre las normativas y programas que elabora Educación y que son discutidas en una comisión permanente. Esos informes no son vinculantes, pero es raro que la consejería envíe al Consejo de Gobierno una norma sin el visto bueno de este órgano.

El Consejo tenía previsto discutir el borrador del decreto de formación del profesorado en comisión el pasado 28 de octubre, pero su presidente, Ernesto Gómez, advirtió la falta de unidad entre las fuerzas sindicales, y solicitó a la consejería sacar del orden del día el borrador. El problema, según explicó ayer Gómez a este periódico, es que "hay evidentes contradicciones entre los informes técnicos que presentaron los expertos y organizaciones sectoriales al dictamen del Parlamento sobre la formación del profesorado y las propuestas de los sindicatos en mesa sectorial". "Las recomendaciones de la Unesco o la OCDE en cuanto a la formación inicial del profesorado chocan con las posturas sindicales", afirma Gómez. El presidente del Consejo aclara que "la norma no se ha paralizado sine die, simplemente se ha respondido a una inquietud de los sindicatos que pedían más tiempo para debatir un decreto de tanto calado". El frenazo no ha sentado bien a la consejería, que hizo gala de esta norma cuando el Gobierno central renunció a aprobar el Real Decreto sobre selección del profesorado por el rechazo de las regiones del PP. Aún así mantiene su intención de aplicarlo a partir del año que viene.

La nueva norma que regulará la formación del profesorado empezó a gestarse hace un año, a petición expresa de Griñán. Se creó un grupo de trabajo en el Parlamento en el que participaron expertos, miembros de la Universidad, organismos internacionales, Ampas y también los sindicatos. Cada uno aportó sus sugerencias para mejorar la preparación de los docentes. Hace un mes, el Parlamento aprobó el dictamen definitivo con 92 propuestas consensuadas por todos los partidos (PSOE e IU votaron a favor y el PP se abstuvo), y que sirvieron de base para redactar el decreto. La norma prevé acreditar a los mejores colegios y docentes del sistema escolar -en activo y jubilados- para que sirvan de tutela o apoyo a otros maestros, cuyos resultados en clase no son tan buenos. También la Agencia de Evaluación y la inspección educativa podrá imponer cursos de reciclaje a los docentes o centros en materias y programas donde más lo necesiten.

  • 1