Local

Educación pide reforzar el control para que los profesores cumplan la jornada

El servicio de Inspección Educativa, primer responsable de evaluar las pruebas de diagnóstico, ha elevado un informe a la Consejería de Educación con las propuestas para mejorar el resultado que los colegios han obtenido este año.

el 15 sep 2009 / 03:37 h.

TAGS:

El servicio de Inspección Educativa, primer responsable de evaluar las pruebas de diagnóstico, ha elevado un informe a la Consejería de Educación con las propuestas para mejorar el resultado que los colegios han obtenido este año. En él piden reforzar el control sobre los profesores para que cumplan el calendario y la jornada escolar, ya que hay centros que "por sistema" permiten las faltas a clase.

Después de estudiar los resultados de las pruebas de diagnóstico, el servicio de inspección de la Delegación Provincial de Educación de Sevilla ha enviado un mensaje de preocupación a las altas esferas sobre el absentismo latente del profesorado.

Una de las propuestas para mejorar los datos de ese examen, que no distan mucho del resultado del año pasado, ha sido advertir de la necesidad de un mayor control del trabajo de los docentes en el aula. Es el propio departamento de Inspección el que pide a sus inspectores que sean "más estrictos en la supervisión de los centros" para garantizar "el cumplimiento del calendario y la jornada escolar, con el que debería actuarse con mayor contundencia".

En el informe, al que ha tenido acceso El Correo, el jefe de servicio de Inspección, Alberto Moreno, subraya esta preocupación hasta en cuatro ocasiones: "No parece procedente que en algunos centros los últimos días de clase de cada trimestre prácticamente no se imparta materia alguna (en algunos casos ni siquiera el alumnado asiste al centro), ni que a lo largo del curso, cuando falta un profesor, se pueda salir antes del centro".

El documento es muy crítico con el trabajo de los docentes. No dice que los resultados del diagnóstico, aún por debajo de la media, sean enteramente responsabilidad suya, porque también se apunta a la escasa implicación de las familias. Pero, también se hace notar que es necesario "un mayor control del cumplimiento de las horas de tutoría, tanto con el alumnado como con las familias". El delegado provincial, Jaime Mougan, eludió ayer valorar este informe.

Las propuestas de mejora van dirigidas a a cinco estamentos: a la Administración, (tanto a delegación como a la consejería); a los centros del profesorado, encargados de coordinar la formación docente; a los equipos directivos de los colegios, a los orientadores y al profesorado. A los directores también se les exige "mayor implicación en el cumplimiento de las normas, especialmente con el calendario, la jornada escolar y las ausencias del profesorado".

Parece una necesidad clara, según el texto, insistir en que el incumplimiento en la jornada laboral de los docentes está dañando el proceso de aprendizaje de los chavales. Por eso se proponen "buscar modelos organizativos más adecuados que permitan dar respuestas diferentes (por ejemplo en las salidas del centro en el caso de que falte un profesor, en las pérdidas de determinadas clases lectivas los últimos días de cada trimestre, etc) La consejería es reacia a cifrar el grado de absentismo del profesorado en un curso, pese a que cada ausencia queda registrada en un sistema informático (programa Séneca).

El mensaje dirigido exclusivamente al profesorado ahonda en este asunto, y vuelve a pedir que se replanteen los "modelos de organización y funcionamiento" de la escuela. "No es procedente que los últimos días de cada trimestre no se aprovechen como el resto de días del curso", reza el texto; "lo mismo podemos decir, especialmente en los centros de educación Secundaria, sobre la jornada diaria en caso de ausencias de un profesor".

La idea de que la falta de aprovechamiento de determinados tiempos en la escuela puede incidir en el rendimiento de los chavales puede despertar susceptibilidad en un colectivo desigual, donde no todos se esfuerzan de igual manera. Aunque el informe deja claro que la lacra del absentismo del profesorado ocurre "en algunos colegios", la denuncia de las ausencias a principios y finales de curso, y durante las horas no lectivas de obligada permanencia en el centro, no es la primera vez que se pone sobre la mesa.

Hace un par de años, el área de Inspección también advirtió de que "el absentismo de algunos docentes en el horario no lectivo -cuando no imparten clases- hacía urgente una actualización seria de la normativa". A raíz de ese informe, la Junta hizo público un documento en el BOJA que recopilaba las obligaciones de los profesores dentro y fuera del aula. Los docentes tienen 30 horas a la semana de obligada permanencia en el centro, en algunas imparten clases y en otras, supuestamente, tienen tutorías y preparan lecciones.

  • 1