Local

Educación recurrirá el fallo de Ciudadanía para defender al profesorado

El consejero recuerda que la sentencia del TSJA que considera el manual "adoctrinador" no cuestiona la asignatura y subraya su obligación de amparar al equipo del centro que elige el libro de texto.

el 21 oct 2010 / 19:55 h.

TAGS:

El consejero de Educación inauguró ayer un colegio en San Juan del Puerto (Huelva)
El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, justificó su decisión de recurrir ante el Supremo la sentencia del TSJA que considera "adoctrinador" un manual de Educación para la Ciudadanía -y ampara por ello la objeción a la asignatura-, en el respaldo que debe ofrecer al profesorado del centro que eligió el texto para impartir la materia.

 

Los padres del menor de Bollullos del Condado (Huelva) que ya reclamaron judicialmente el derecho de su hijo a no cursar la asignatura, derecho que les reconoció el Alto Tribunal andaluz pero que luego rectificó el Supremo, acudieron de nuevo a la justicia apelando en este caso a que el material de la editorial McGraw usado en el instituto Delgado Hernández, donde estudia su hijo, vulneraba su derecho a recibir una formación acorde a sus convicciones. El fallo del TSJA, hecho público el miércoles y con un voto particular en contra, les da la razón y tilda el texto de "adoctrinador" y "sesgado".

Como ya hizo antes, Educación anunció inmediatamente su intención de recurrir y ayer el consejero explicó por qué:"Como consejero de Educación, mi obligación, y lo hago con total convencimiento, es respaldar las decisiones que toman los profesores y por tanto, en defensa del profesorado, el Gobierno andaluz va a recurrir la sentencia".

Defendió el "derecho razonable de unos padres a discrepar con un libro de texto" pero también la libre elección de los manuales por parte del profesorado, el equipo directivo y el consejo escolar de cada centro, que son quienes "han dado luz verde a ese texto, no ha sido el Gobierno andaluz", al que sí le toca ahora amparar su decisión.

El consejero también aclaró que "no está en discusión" la asignatura en sí, la cual está "plenamente asumida" en España y Andalucía. Sin embargo, ayer la Confederación católica de Centros de Enseñanza señaló que el fallo reconoce "el carácter adoctrinador que tiene la materia" y pidió su supresión del "currículo y que sus contenidos se impartieran desde el resto de materias, de manera transversal". La Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (CONCAPA), también se congratuló de la sentencia y animó a otras familias a seguir el ejemplo de los padres de Bollullos, representados jurídicamente por el Foro de la Familia, de denunciar los libros.

  • 1