Local

Educación y dignidad

El caso del profesor de Instituto acusado de vejaciones a sus alumnos, destapado el lunes por El Correo, se resolvió ayer con la decisión de la Consejería de Educación de suspender cautelarmente al docente mientras concluye el expediente abierto por el servicio de inspección de la Delegación Provincial de Educación...

el 14 sep 2009 / 23:44 h.

TAGS:

El caso del profesor de Instituto acusado de vejaciones a sus alumnos, destapado el lunes por El Correo, se resolvió ayer con la decisión de la Consejería de Educación de suspender cautelarmente al docente mientras concluye el expediente abierto por el servicio de inspección de la Delegación Provincial de Educación en el que se detallan, como informó este periódico, los insultos y agresiones a alumnos denunciadas por los propios estudiantes y corroboradas por la dirección del centro y la asociación de padres. Ante la contundencia de los hechos, la decisión de apartar al profesor resulta coherente, sin perjuicio de la conclusión de dicha investigación con todas las garantías legales de defensa, respetando sus derechos. Educación ha actuado de forma exhaustiva. Los técnicos de la Junta visitaron en varias ocasiones al funcionario, evaluando su comportamiento como inaceptable en la enseñanza pública, más aún en un centro como el Diamantino García, volcado en los programas de integración de alumnado proveniente de zonas de exclusión con resultados notables. La Delegación de Educación hizo su trabajo y este periódico ha hecho el suyo al informar con rigor y objetividad sobre el expediente abierto al profesor. El Correo seguirá denunciando los atentados contra la dignidad de las personas, en este caso, contrastado por cuatro fuentes distintas y reconocido por el mismo profesor como consta en las inspecciones. Este periódico ocultó el nombre del docente y solicitó su versión antes de la publicación, ofrecimiento que declinó. Pese a la pulcritud profesional mostrada por el periódico, E.T.C ha querido zaherirle acusándole de "prensa amarilla" y de atacar su intimidad por el simple hecho de publicar su edad y profesión. A veces resulta estimulante recibir descalificaciones según de donde provengan, porque nos animan a seguir reivindicando una educación pública de calidad en Sevilla, con ausencia total de vejaciones a profesores y alumnos, vengan de donde vengan.

  • 1