Local

EEUU augura una dictadura militar en Irán

Clinton advierte de que la Guardia Revolucionaria suplantará al Gobierno.

el 15 feb 2010 / 20:23 h.

TAGS:

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, insiste ante Occidente con su plan nuclear.
La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, avisó ayer de que Irán se está convirtiendo en una dictadura militar y opinó que las instituciones civiles y líderes religiosos están siendo suplantados por la Guardia Revolucionaria.


Clinton hizo sus comentarios durante un foro con jóvenes en la capital de Qatar, Doha, adonde llegó ayer en el marco de una visita por Arabia Saudí. "La Guardia Revolucionaria está suplantando al Gobierno de Irán", aseguró. En la misma reunión, la secretaria de Estado norteamericana reiteró algunos de los comentarios que hizo el pasado domingo durante el Foro EEUU-Mundo Islámico y dijo que Estados Unidos sólo dialogará con Irán si el régimen de Teherán se compromete a colocar bajo supervisión internacional su programa de desarrollo nuclear.

"Es importante para la paz en la región que Irán no acceda a armas nucleares. Los iraníes tendrán que tomar una decisión sobre la dirección que quieren llevar". También afirmó ayer que "la postura de Irán no deja otra opción a la comunidad internacional más que endurecer las sanciones" y hacer pagar a Teherán "un precio más alto".
Las declaraciones de la secretaria de Estado estadounidense se producen después de que el día 11 de este mes el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunciara que su país ya había producido el primer paquete de uranio enriquecido al 20%. EEUU y otros países occidentales creen que el programa nuclear iraní esconde intenciones de fabricar armas nucleares. "Vamos a seguir trabajando con los socios en la región para enviar un mensaje claro a los iraníes y tomar acciones que envíen un mensaje de que no creemos que Irán debería ser una nación con poder nuclear", afirmó.


Además, Irán recibió ayer en la ONU fuertes críticas por parte de los países occidentales por la sangrienta represión de las protestas pacíficas de los últimos meses, así como por el elevado número de ejecuciones y otras violaciones de los derechos humanos. Concretamente, más de 3.000 personas han sido detenidas por el régimen iraní desde que comenzaron las protestas tras las últimas elecciones, según denunció ayer el Consejo Nacional de la Resistencia en Irán.


El Consejo señaló que, desde los comicios, la represión ha ido en aumento y ha habido "al menos 153 ejecuciones", según Sanabarg Zahedi, presidente del organismo. Zahedi concretó que la cifra se desprende de las denuncias hechas por los propios familiares de los detenidos y ejecutados. Ayer, las protestas continuaban. Cientos de opositores se manifestaron frente al edificio de la sede europea de las Naciones Unidas en Ginebra en protesta por las violaciones de los derechos humanos en el país gobernado por Ahmadineyad.

  • 1