Local

EEUU derribará un satélite que caerá en marzo sobre el planeta

El Pentágono derribará el satélite espía L-21 de EEUU antes de que entre en la atmósfera terrestre, después de que obtuviera la aprobación del presidente del país, George W. Bush. El Departamento de Defensa tiene previsto derribar el satélite mediante un misil táctico lanzado desde un barco.

el 15 sep 2009 / 00:11 h.

TAGS:

El Pentágono derribará el satélite espía L-21 de EEUU antes de que entre en la atmósfera terrestre, después de que obtuviera la aprobación del presidente del país, George W. Bush. El Departamento de Defensa tiene previsto derribar el satélite mediante un misil táctico lanzado desde un barco de la Marina antes de que entre en la atmósfera terrestre y desviarlo al mar.

El Pentágono explicó que se tomó la decisión por "el daño potencial que representa para los ciudadanos el combustible del cohete que lleva el satélite. La caída se producirá en la primera semana de marzo, según el viceasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, James Jeffries, aunque no especificó ninguna fecha.

Desde hace 50 años han reingresado en la atmósfera terrestre alrededor de 17.000 objetos fabricados por el hombre y ninguno de ellos causó problemas. Ocasionalmente lograron pasar la atmósfera los restos de naves más grandes, como el tanque de combustible de un cohete Delta II de 255 kilogramos que cayó en una granja de Texas en 1997.

Descontrolado. "Lo que convierte este caso en diferente es que pueda desprender hydrazine", subrayó Jeffries. El satélite fue lanzado en diciembre de 2006 pero perdió fuerza poco después de su salida por lo que se descontroló. Los satélites espía se maniobran en el espacio a órbitas bajas para cumplir con la vigilancia militar, y precisan de un combustible altamente tóxico. Estados Unidos posee una gruesa red de satélites que monitorean la Tierra, entre ellos radares y telescopios de gran potencia y tamaño.

  • 1