Local

EEUU exige "contundencia" ante la agresión de Pyongyang

Corea del Norte hundió un barco de Seúl el pasado marzo y murieron 46 personas.

el 21 may 2010 / 19:32 h.

TAGS:

Clinton, con el primer ministro nipón, Yukio Hatoyama.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, exigió ayer en Tokio una contundente respuesta internacional al reciente "acto de agresión" de Corea del Norte contra Corea del Sur, que podría implicar más aislamiento para el régimen comunista.


Washington y Tokio se mostraron ayer como un frente unido ante Pyongyang al inicio de una gira por Asia de Clinton, que coincide con un aumento de la tensión en la península coreana y una creciente contestación en la isla nipona de Okinawa contra las tropas de EEUU. El pasado jueves, una investigación internacional concluyó en Seúl que el hundimiento de una corbeta surcoreana a finales de marzo, que causó 46 muertos, fue obra de un torpedo norcoreano. Clinton, que viajó ayer mismo a China y la semana próxima a Corea del Sur, explicó en una rueda de prensa que el régimen norcoreano debe saber que esa "agresión" a Seúl, que consideró probada, no puede quedar impune y exige una respuesta que no sea meramente regional. Sin embargo, no quiso adelantar cuál debería ser esa "fuerte respuesta internacional" antes de consultar con Pekín, que lo ve como un problema entre las dos Coreas, y Seúl, que parece inclinarse por llevar el conflicto al Consejo de Seguridad de la ONU.


"Las pruebas son abrumadoras. El torpedo que hundió el Cheonan y se llevó la vida de 46 marinos fue disparado por un submarino norcoreano y EEUU condena con firmeza ese acto de agresión", apuntó Clinton en una corta comparecencia junto a su colega nipón, Katsuya Okada.


prudencia surcoreana. Mientras, el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, aseguró ayer que responderá con prudencia al ataque al barco y que consideró una "provocación militar", informó la agencia surcoreana Yonhap. La decisión que tome Seúl se dará a conocer la próxima semana a través de un discurso aunque el Gobierno surcoreano ha abogado por tomar medidas consensuadas con la comunidad internacional.


Por su parte, Corea del Norte amenazó ayer con congelar las relaciones intercoreanas y anular todos los acuerdos firmados con su país vecino, acusó al Gobierno de Seúl de crear una situación de guerra "que puede estallar en cualquier momento" y, por último, afirmó que responder "sin piedad" a cualquier medida de Corea del Sur.

  • 1