Local

EEUU irá al Supermartes sin Edwards ni Giuliani en las primarias

Tras la sorprendente salida de la arena electoral del demócrata John Edwards y la retirada del republicano Rudy Giuliani, la campaña por la Casa Blanca encara ya la hora de la verdad con dos duelos cerrados y el Supermartes en el horizonte de las primarias. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 23:25 h.

TAGS:

Tras la sorprendente salida de la arena electoral del demócrata John Edwards y la retirada del republicano Rudy Giuliani, la campaña por la Casa Blanca encara ya la hora de la verdad con dos duelos cerrados y el Supermartes en el horizonte de las primarias.

Tras la marcha de Edwards y del ex alcalde de Nueva York, la contienda electoral en las primarias queda reducida a la lucha entre Hillary Clinton y Barack Obama en el bando demócrata y entre Mitt Romney y John McCain en el republicano. Si bien este último ha logrado distanciarse de su principal rival tras lograr la victoria en Florida, el emocionado pulso entre Obama y Clinton mantiene en vilo a un país que por primera vez se enfrenta tanto a la posibilidad de tener a la primera mujer presidente como al primer presidente negro.

Ambos tienen gran tirón electoral y se miden constantemente sus fuerzas. De ahí que Edwards, un candidato tradicional, hombre y blanco, sabedor de que no iba a captar la atención mediática que requiere una campaña de estas características, haya decidido marcharse.

La despedida. Fue ayer cuando el ex senador anunció oficialmente su retirada de la campaña electoral en un acto celebrado en Nueva Orleans, la ciudad que para él es el ejemplo más claro de lo que representa el "abandono" de Washington. Rodeado de su familia y con una hilera de casas de damnificados por el huracán Katrina como telón de fondo, el hasta ahora aspirante demócrata a la Presidencia indicó que su campaña termina, pero sus ideales de lucha contra la pobreza y el deterioro de la clase media estadounidense permanecen. "La gente me ha pedido que no les olvide, que siga hablando por ellos. Su lucha será mi lucha. Su sueño será mi sueño", apuntó Edwards en la misma ciudad en la que anunció que se presentaba a la contienda electoral. "Es hora de retirarme para que la historia se abra paso", dijo el ex candidato demócrata a los asistentes, a quienes explicó que la "justicia económica ha sido y seguirá siendo" su causa.

En este sentido, explicó que había hablado con Clinton y Obama, sus hasta ahora contendientes en la batalla electoral, que le aseguraron que en caso de convertirse en presidentes "harán de la eliminación de la pobreza y la igualdad económica su causa". Sin embargo, Edwards evitó respaldar a alguno de los dos. Por último, se mostró convencido de que los demócratas se harán con la Casa Blanca en las elecciones presidenciales de noviembre. Tanto Hillary Clinton como Barack Obama publicaron de inmediato sendos comentarios en los que elogiaron la figura de Edwards.

Así quedan las cosas de cara a la gran consulta electoral del 5 de febrero, el Supermartes, cuando se pronuncian 22 estados. Los republicanos se repartirán 1.023 delegados de los 1.191 que se necesitan para conseguir la candidatura de su partido.

Pese a que las cosas, sobre todo en el lado republicano, parezcan decididas, hay aún mucho que hablar y mucho que debatir, especialmente en California. Se trata del estado más grande e importante de EEUU y el que más delegados aporta. Allí tiene numerosas simpatías McCain.

  • 1