Local

EEUU traza su nuevo plan para Afganistán ante el avance talibán

Barack Obama duda entre enviar más tropas o centrarse en la lucha contra Al Qaeda en Pakistán.

el 06 oct 2009 / 20:23 h.

TAGS:

Barack Obama.

Al cumplirse el octavo aniversario de la guerra en Afganistán, la Casa Blanca se encuentra inmersa en una profunda revisión de la estrategia para hacer frente a un conflicto sin visos de solución, donde los talibanes no dejan de avanzar, ante la debilidad del Gobierno afgano, según alerta la UE.

El presidente de EEUU, Barack Obama, se reunió ayer con legisladores demócratas y republicanos para analizar la evolución del conflicto, la situación actual y las diferentes opciones para hacerle frente. Hoy y mañana, aniversario del comienzo de la guerra, hará lo mismo en la tercera de una serie de al menos cinco reuniones con su equipo de Seguridad Nacional. La cuarta tendrá lugar el viernes y la Casa Blanca no descarta que se añadan más a las previstas. En el eje del debate se encuentra la petición de refuerzos del general al mando en Afganistán, Stanley McChrystal, que ha pedido entre 30.000 y 40.000 soldados más.

La solicitud ha dividido a la Administración, después de que Obama ya ordenara a principios de este año el envío de 21.000 soldados adicionales, que han elevado el contingente estadounidense a 68.000 militares, el mayor número desde el comienzo de la guerra.

Una parte de los asesores presidenciales se opone a enviar nuevos refuerzos y aboga por concentrarse en la lucha contra la red terrorista Al Qaeda en sus refugios en Pakistán. El vicepresidente, Joe Biden, es uno de los defensores más notables de esta postura. Otros, entre los que se encuentra al parecer la secretaria de Estado, Hillary Clinton, abogan por conceder a McChrystal los refuerzos que implora. Quienes se oponen a aumentar el contingente de modo significativo recuerdan que el refuerzo de este año no ha conseguido aumentar la seguridad y frenar el avance talibán. La violencia se ha multiplicado y los talibanes se han cobrado numerosas bajas en ataques contra puestos de avanzadilla aislados. A ello se une el deterioro de la situación política por la corrupción en el Gobierno afgano y las acusaciones de fraude en las elecciones del pasado 20 de agosto.

Debilidad. Mientras, el enviado especial de la Unión Europea (UE) para Pakistán y Afganistán, Ettore Francesco Sequi, alertó ayer del avance de los talibanes ante la debilidad del estado afgano en ámbitos como la seguridad, la justicia y la creación de empleo. En una comparecencia ante la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo (PE), Sequi aseguró que la situación en Afganistán es "muy complicada" y recordó que desde 2007 se vive en el país un importante aumento de la "inseguridad".

El enviado europeo destacó que el Estado no está ofreciendo servicios básicos en muchos ámbitos, lo que está facilitando el refuerzo talibán en muchas zonas del país. "Los talibanes tienen ahora la posibilidad de progresar en varias regiones precisamente por eso, porque no hay Estado", señaló Sequi, quien explicó que la insurgencia ofrece a los ciudadanos empleos y soluciones a disputas jurídicas que no encuentran en las autoridades públicas. En este sentido, destacó la importancia de que la comunidad internacional siga apoyando económicamente al país para que pueda avanzar de forma democrática.

  • 1