Local

EEUU y China se distancian en los principales problemas mundiales

Obama y Hu exhiben sus diferencias sobre derechos humanos, economía e Irán.

el 17 nov 2009 / 20:21 h.

TAGS:

El presidente Hu Jintao acompaña a Barack Obama durante el pase de revista a la guardia de honor china en el Gran Palacio del Pueblo en Pekín.

El presidente de EEUU, Barack Obama, y su colega chino, Hu Jintao, subrayaron ayer su compromiso a aumentar su cooperación, si bien quedaron de manifiesto diferencias significativas en aspectos clave como los derechos humanos, la economía e Irán.

Ambos mandatarios se reunieron por espacio de dos horas en Pekín para tratar una amplia agenda con asuntos como la economía, la lucha contra el cambio climático, los derechos humanos o la no proliferación nuclear.

En una comparecencia conjunta ante los medios tras una reunión bilateral de dos horas en Pekín y en la que no admitieron preguntas, Obama y Hu se deshicieron en elogios sobre su relación, que "nunca ha sido más importante" ni más esencial para resolver los problemas globales, en palabras del estadounidense.

En lo que respecta al cambio climático ambos resaltaron su compromiso para lograr el éxito de la reunión de Copenhague el mes próximo contra el calentamiento global, aunque ninguna de las dos potencias firmará el tratado. Como los dos principales productores y consumidores de energía, y principales emisores de gases contaminantes, aseguró Obama, los dos países apoyan un acuerdo que tenga "un efecto operacional inmediato" y que, como ha propuesto el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, aborde todos los aspectos del problema. La situación es tal que la última reunión a nivel de ministros previa a la Cumbre Climática Mundial de Copenhague (COP 15) concluyó ayer con un reconocimiento por parte de la ONU y el Gobierno danés de que no se cerrará un tratado en Copenhague y que el objetivo es una fórmula rebajada en forma de acuerdo político vinculante.

Hu afirmó que tanto su país como EEUU se encuentran de acuerdo en ampliar el diálogo sobre medio ambiente y energía, tras una bilateral con su colega estadounidense, Barack Obama. Obama y Hu anunciaron también una serie de acuerdos de cooperación sobre medio ambiente y energía, que incluirá la creación de un centro conjunto para la investigación en energías limpias.

Los dos mandatarios abordaron también la no proliferación y los programas nucleares de Corea del Norte e Irán. En este sentido, exhortaron a Pyongyang a volver "en cuanto sea posible" a la mesa de negociaciones sobre su programa atómico. En cuanto a Irán, el presidente estadounidense advirtió a la República Popular de "consecuencias" si no demuestra que su programa nuclear tiene fines pacíficos. Hu, por el contrario, afirmó que ambas partes se encuentran de acuerdo en resolver la cuestión "mediante el diálogo". Una de las prioridades del líder estadounidense en esta visita era persuadir a su colega chino, después de haber obtenido aparentemente el respaldo del ruso Dmitri Medvédev, de respaldar la posibilidad de sanciones si Irán continúa sin responder a las ofertas internacionales. Aparentemente no lo logró.

Dalai Lama. Obama también planteó al mandatario chino la cuestión de los derechos humanos y expresó que "los derechos universales deben estar disponibles para todos los seres humanos y las minorías". El presidente estadounidense también instó a China a retomar el diálogo con los representantes del Dalai Lama tan pronto como sea posible.

La economía representó bue- na parte de la conversación que mantuvieron ambos mandatarios. Hu Jintao aseguró que tanto su país como EEUU deben rechazar el proteccionismo "en todas sus formas", en una alusión a la imposición de aranceles a los neumáticos chinos desde septiembre.

Sobre la economía el gobierno de EEUU estableció ayer un grupo especial para combatir los delitos financieros, según anunció el fiscal general, Eric Holder. Su objetivo será coordinar el trabajo de las instituciones que tienen jurisdicción sobre el fraude financiero o recuperar fondos.

  • 1