martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

EEUU y la UE exigen un alto el fuego 400 muertos después

El Cuarteto para Oriente Próximo (la ONU, EEUU, Rusia y la Unión Europea) instó ayer a la declaración de un alto el fuego inmediato en la franja de Gaza y el sur de Israel, donde ya hay cerca de 400 víctimas mortales y 1.700 heridos tras cuatro días de intensos bombardeos por parte de la aviación israelí.

el 15 sep 2009 / 20:34 h.

TAGS:

Saud Abú Ramadán

El Cuarteto para Oriente Próximo (la ONU, EEUU, Rusia y la Unión Europea) instó ayer a la declaración de un alto el fuego inmediato en la franja de Gaza y el sur de Israel, donde ya hay cerca de 400 víctimas mortales y 1.700 heridos tras cuatro días de intensos bombardeos por parte de la aviación israelí.

"Los miembros del Cuarteto instan a la declaración de un alto el fuego inmediato que debe ser respetado por completo", anunció la portavoz de la ONU, Marie Okabe, después de las consultas mantenidas vía telefónica por los cuatro integrantes del grupo en una reunión de urgencia. Con anterioridad, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov; y la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, mantuvieron otra conversación telefónica en la que exigieron el cese inmediato de la violencia y el restablecimiento de la tregua.

También el presidente de EEUU, George W. Bush, habló por videoconferencia con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, y el primer ministro, Salam Fayyad, para discutir cómo poner fin a la violencia en la zona, según anunció la Casa Blanca. "EEUU quiere un alto el fuego sostenible y duradero para lo cual es imprescindible que Hamás pare de lanzar proyectiles contra territorio israelí", explicó Gordon Johndroe, portavoz de la Casa Blanca, desde Crawford (Texas), donde Bush pasa sus vacaciones navideñas.

Mientras tanto, el Ejército israelí continuó por cuarto día consecutivo con los bombardeos so-bre Gaza y advertía de que su ofensiva militar está en su "primera fase" y alcanzar un alto el fuego no es su "principal preocupación". La cifra de muertos superaba ayer ya los 380 y la de heridos los 1.700. "La operación militar avanza y, de momento, el Ejército ejecuta la primera de varias fases que han sido autorizadas por el gabinete político-militar", dijo el primer ministro israelí, Ehud Olmert, en una entrevista con el jefe de Estado de su país, Simón Peres.

La reunión se celebró para que Olmert informara sobre el transcurso de la ofensiva a Peres, quien poco después se entrevistó con el jefe del Ejército israelí, general Gaby Ashkanazi, quien por su parte confesó que "aún tenemos que acabar el trabajo".

Igual que en 1967. Los cuatro días de ataques israelíes contra blancos vinculados al movimiento islamista Hamás en la llamada operación Plomo Fundido han dejado ya el mayor número de muertos palestinos desde la Guerra de los Seis Días de 1967, pero no se ha detenido el recuento mortal. Anoche, una decena de personas perdieron la vida cuando los aviones del Ejército israelí dejaron caer su carga contra edificios del gobierno de Hamás y grupos armados palestinos, una instalación naval al oeste de la franja de Gaza y viviendas de milicianos.

Entre las últimas víctimas se encuentran las niñas Lama y Haya Talal Hamdan, hermanas de 4 y 11 años que murieron en Beit Lahiya, en el norte de Gaza, al recibir el impacto de un misil mientras se trasladaban en un carro, dijo el jefe de los servicios de emergencia en Gaza, Muawia Hasanein. Según la cadena de televisión de Hamás, Al Aqsa TV, varios civiles palestinos murieron cuando un misil explotó en la vivienda del dirigente de las Brigadas Al Qasam Aiman Siyam, en el campo de refugiados de Yabalia, también en el norte de la franja de Gaza.

  • 1