miércoles, 20 febrero 2019
19:04
, última actualización
Local

EEUU y Rusia realizan el mayor canje de espías desde la Guerra Fría

Rusia y Estados Unidos efectuaron ayer el mayor canje de espías desde el fin de la Guerra Fría, que celebraron como una muestra elocuente de la mejora de las relaciones entre Moscú y Washington.

el 09 jul 2010 / 20:42 h.

TAGS:

Michel Platini.
-->--> -->

Tras días de intensas consultas diplomáticas, EEUU entregó a Rusia a diez rusos detenidos por espiar para Moscú, que a su vez liberó a cuatro ciudadanos rusos que cumplían condena por trabajar para los servicios secretos norteamericanos.

El intercambio de espías tuvo lugar en el aeropuerto Schwechat de Viena, donde habían aterrizado un Boeing-767 procedente de EEUU y un Yak-42 enviado por el ministerio ruso de Situaciones de Emergencia. "Según testimonios oculares, el intercambio (de agentes) tuvo lugar mediante un microbús negro", informó la agencia austríaca APA.

Una vez producido el canje, el Yak-42 voló hacia Moscú, donde aterrizó a las 17.50 horas local en el aeropuerto de Domodédovo. La nave que recogió en Viena a los rusos liberados por Moscú aterrizó a su vez en la base aérea británica de Brize Norton, condado de Oxfordshire, que, según había reconocido Londres, recibe en ocasiones aviones de la CIA estadounidense.

Los diez rusos detenidos en EEUU hace dos semanas habían aceptado el jueves un trato con la justicia por el que se reconocieron culpables de actividades ilegales, aunque no de espionaje, a cambio de su deportación a Rusia. Por su parte, Rusia liberó de la cárcel y entregó a tres ex oficiales de sus servicios secretos y a un científico a los que el presidente ruso, Dmitri Medvédev, indultó la víspera para hacer posible el intercambio.

La Cancillería rusa declaró que el acuerdo de canje con EEUU, el mayor entre ambos países desde 1985, cuando más de 20 espías fueron intercambiados en Berlín, fue posible gracias a la actual primavera en las relaciones bilaterales. El intercambio de agentes se efectuó "en el contexto general de mejora de las relaciones ruso-estadounidenses, con el fin de darles un nuevo dinamismo en el espíritu de los acuerdos al más alto nivel entre Moscú y Washington sobre el carácter estratégico de la cooperación bilateral", señaló el ministerio.

Agregó que el canje fue acordado por el Servicio de Espionaje Exterior ruso (SVR) y la CIA norteamericana con el visto bueno del Kremlin y la Casa Blanca, partiendo de "consideraciones humanitarias y los principios de cooperación constructiva".

Según analistas, tanto Moscú como Washington deseaban cerrar cuanto antes el embarazoso caso de espionaje, que ensombrecía sus nuevas relaciones y podría torpedear la ratificación en EEUU del nuevo tratado de desarme nuclear. "El acuerdo de canje demuestra que el nivel de entendimiento entre Rusia y EEUU ha mejorado significativamente con la llegada del presidente Barack Obama", dijo a la agencia Interfax el diputado Nikolái Kovaliov, ex jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Otras voces criticaron al Kremlin por canjear ciudadanos rusos por ciudadanos rusos, y no por espías norteamericanos detenidos, así como la escasa eficacia del servicio de espionaje. "Ha sido el golpe más duro a nuestro espionaje en el último medio siglo", dijo el presidente del Comité de Seguridad del Parlamento, Guennadi Gudkov, coronel del FSB en la reserva.

La prensa destaca que sólo tres deportados de EEUU estaban registrados en ese país con su verdadero apellido: la peruana Vicky Peláez, columnista del diario neoyorquino en español El Diario/La Prensa, Mikhail Semenko y Anna Chapman, aunque ésta llevara el apellido de su ex marido británico. Los demás son el matrimonio de Vladimir y Lydia Guryev (Richard y Cynthia Murphy), Mikhail Kutsik (Michael Zottoli), Natalia Pereverzeva (Patricia Mills), Andrey Bezrukov (Donald Howard Heathfield), Elena Vavilova (Tracey Lee Ann Foley). El último es Mikhail Vasenkov (Juan Lázaro), marido de Peláez, mientras otro presunto espía, Chris Metsos, logró huir.

  • 1