Local

Egipto acelera las reformas para evitar más protestas

El Ejército insiste en que cederá el poder en menos de seis meses.

el 15 feb 2011 / 21:47 h.

TAGS:

Un grupo de manifestantes egipcios porta pancartas reivindicando sus derechos.
Los dirigentes militares de Egipto, que han prometido una Constitución en diez díaz y un referéndum en dos meses, insistieron ayer en que en menos de seis meses cederán el poder a un Gobierno civil. El Ejército quiere acelerar al máximo todo el proceso para erradicar definitivamente las protestas y que el país vuelva a la normalidad.


Por ello, ayer designó al exjuez Tarek al Bishri como nuevo presidente del comité que propondrá los cambios constitucionales. Al Bishri es tenido en cuenta por su postura independiente y posee el apoyo de la judicatura egipcia. "He sido elegido por el Consejo Supremo del Ejército para presidir el comité de enmiendas constitucionales", declaró él mismo ayer, sin dar más detalles.


Después de las parlamentarias de 2000, Bishri sugirió que los jueces debían disponer de más autoridad para supervisar los comicios. Pese a ello, el Gobierno redujo las competencias de este gremio de cara a las siguientes elecciones, en las que los observadores denunciaron casos de llenados de urnas. El Consejo ya adelantó el domingo que establecería dicho organismo, el cual definirá además las reglas de un futuro referéndum en el que los egipcios se pronunciarán sobre los cambios propuestos.


Ante esta crisis política abierta tras la caída del expresidente Hosni Mubarak, algunos activistas aseguran haber recibido garantías por parte del Ejército de que dichas enmiendas serán planteadas pronto, para poder celebrar la consulta dentro de dos meses. Es más, una fuente militar matizó que se trata de un "calendario general". Los manifestantes exigen, entre otras cosas, que las nuevas normas hagan más justas las elecciones y limiten el número de mandatos de los presidentes. Mubarak estuvo al frente del Gobierno durante cinco legislaturas de seis años cada una. Asimismo, quieren la participación de observadores electorales independientes.


El baradei se descarta. De cara a las futuras elecciones, el líder opositor Mohamed El Baradei ya ha descartado una eventual candidatura suya como presidente al considerar que el próximo mandatario debería tener entre 40 y 50 años para afrontar con energía la etapa reformista de Egipto. Así, aseguró que su única aspiración es colaborar en la transición hacia la democracia, tras la caída del régimen de Hosni Mubarak. "Por supuesto, no voy a nominarme a mí mismo como presidente, no deseo ser presidente. Espero que el próximo esté en torno a los 40 o a los 50", dijo el ex director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), de 68 años de edad.


Por último, la salud del expresidente Mubarak se está deteriorando "drásticamente", pese a lo cual se niega a viajar al extranjero para recibir tratamiento médico, según publicó ayer el diario estatal saudí Asharq al Awsat. "Lo cierto es que su estado de salud está deteriorándose drásticamente", dijo el diario.

  • 1