Local

Egipto renuncia a poner freno a la avalancha de palestinos de la franja de Gaza

Egipto desiste en su intento de frenar la avalancha de palestinos hambrientos por el bloqueo israelí sobre la franja de Gaza. La seguridad egipcia no pudo contener a miles de personas que cruzaban la frontera. Incluso milicianos de Hamás abrieron más brechas en el muro con la ayuda de una excavadora. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 23:14 h.

TAGS:

Egipto desiste en su intento de frenar la avalancha de palestinos hambrientos por el bloqueo israelí sobre la franja de Gaza. La seguridad egipcia no pudo contener a miles de personas que cruzaban la frontera. Incluso milicianos de Hamás abrieron más brechas en el muro con la ayuda de una excavadora.

Tras un día de infructuosos intentos para detener las avalanchas de palestinos que trataban de entrar a Egipto, las fuerzas de seguridad egipcias se retiraron y fueron reemplazadas por milicianos palestinos armados con fusiles de asalto. Los vehículos en los que fueron trasladados los efectivos egipcios abandonaron la zona junto a los camiones con cañones lanzadores de agua que trataron de impedir a los palestinos entrar en Egipto.

Mientras, los palestinos, lejos de conformarse, abrieron más brechas en el muro fronterizo. Militantes de Hamás utilizaron una excavadora para abrir un nuevo agujero después de que la Policía egipcia intentara, con éxito desigual, cerrar los boquetes abiertos el pasado miércoles.

Israel mantiene bloqueados a cal y canto los accesos a Gaza desde hace una semana, por lo que sus habitantes, acuciados por la escasez de productos básicos, reventaron la frontera egipcia con explosivos.

Con la última retirada la frontera se quedó sin presencia militar egipcia, lo que propicio que miles de palestinos continuaran cruzando, por tercer día consecutivo, de un lado a otro del paso de Rafah a través de los huecos abiertos en la empalizada para aprovisionarse de todo tipo de productos en Egipto. Tal es la vorágine consumidora, que en la ciudad de Rafah no hay desde ayer ni pan, ni agua embotellada, mientras que los refrescos empiezan a escasear y los productos se venden al por mayor.

La apertura de fronteras de las autoridades egipcias pone a Egipto frente a Israel y EEUU, que criticaron duramente el anuncio del presidente egipcio, Hosni Mubarak, de abrir la frontera a los palestinos de Gaza "para comprar alimentos, siempre que no traigan armas". El Gobierno israelí teme que los milicianos palestinos hayan aprovechado la marea humana a Egipto de estos días para quedarse en el país vecino y, desde allí, infiltrarse y atacar al Estado judío, por lo que elevó el nivel de alerta.

Para EEUU, dejar abierto y sin control el paso entre Egipto y Gaza propiciará el contrabando de armas y dinero para Hamás y otros grupos menores y facilitar así que se sigan disparando cohetes contra Israel.

Reunión urgente. Atrapado entre la presión de EEUU e Israel y la cólera palestina, Mubarak optó por tomar lo que algunos consideran la decisión más crucial de sus 27 años de mandato. De todas formas, esta postura no será eterna y se puede deducir del hecho de que el presidente haya propuesto la celebración de una reunión urgente para la reconciliación entre Hamás, y el movimiento Al Fatah.

El conflicto entre estos grupos palestinos se originó en junio, cuando el grupo islámico tomó el control en la Gaza y expulsó a los partidarios de Fatah, facción a la que pertenece el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas.

  • 1