Local

Egipto vive la mayor jornada de protestas en tres décadas

Los egipcios, contagiados por la revuelta de Túnez, piden un cambio de Gobierno.

el 25 ene 2011 / 18:30 h.

TAGS:

 

Unas 20.000 personas se manifestaron ayer en El Cairo y varias de las principales ciudades de Egipto en contra del Gobierno, en lo que supone la mayor jornada de movilizaciones contra el Ejecutivo en los 30 años de mandato del presidente, Hosni Mubarak.

Los manifestantes se enfrentaron a la Policía, que utilizó cañones de agua y gases lacrimógenos para disolver las protestas, unas movilizaciones inspiradas en la revuelta popular que supuso el fin del régimen de Zine el Abidine Ben Alí en Túnez.
Con gritos como "abajo, abajo, Hosni Mubarak" los manifestantes se enfrentaron a las fuerzas de seguridad y respondieron a los cañones de agua y los gases lacrimógenos lanzando botellas y piedras. Algunos manifestantes persiguieron a policías por las calles de El Cairo.

En la ciudad de Alejandría, los manifestantes derribaron una fotografía del presidente Mubarak y otra de su hijo, Gamal, a quien muchos egipcios sitúan como sucesor de su padre cuando renuncie. Los manifestantes en El Cairo, que se sumaron al llamamiento a la acción realizado por activistas en internet a través de Facebook y Twitter, que fue bloqueada, gritaron consignas como "Gamal, dile a tu padre que los egipcios te odian".

La causa de las movilizaciones en Egipto es similar a la que originó las protestas en Túnez: la subida de precios de los alimentos, la pobreza, el desempleo y un régimen autoritario que reprime rápida y brutalmente las manifestaciones. "Túnez, Túnez", gritaron los manifestantes en las protestas en todo el país, que podrían haber congregado a unas 20.000 personas o más en El Cairo y en otras ciudades principales.

Las manifestaciones en Egipto generalmente sólo congregan a unos pocos centenares de personas. El elevado número de asistentes y el hecho de que las manifestaciones se celebren de manera coordinada en varias ciudades como nunca antes había ocurrido supone un hecho sin precedentes desde que Mubarak asumió el cargo en 1981. Con la afluencia conseguida, los activistas on line han demostrado su capacidad para hacer llegar sus llamamientos para el cambio a una audiencia más amplia.

Sin libertad. En el país norafricano están prohibidas todas las manifestaciones sin autorización previa e incluso varios grupos de la oposición han denunciado que se les ha negado la posibilidad de hacerlo ya que cualquier manifestante puede ser detenido. En este sentido, el ministro del Interior, Habib el Adli, emitió la orden de "arrestar a cualquier persona que exprese puntos de vista ilegales", claro ejemplo de cómo bajo el Gobierno de Mubarak no es únicamente ilegal manifestarse sino también pensar de otra forma.

 

  • 1