Local

Egmasa renuncia a pagar sus obras en 2012

Medio Ambiente ofrece dos opciones a las empresas adjudicatarias de obras hidráulicas: renunciar al proyecto hasta que haya dinero o buscar financiación privada por su cuenta. 

el 14 nov 2011 / 20:18 h.

TAGS:

La recién creada Agencia de Medio Ambiente y Agua -antigua Egmasa- ha comunicado a las compañías adjudicatarias de todos sus proyectos que no les pagará lo correspondiente a los meses de noviembre y diciembre, ni nada de lo previsto para todo el año 2012. Esta decisión, que surge de los problemas financieros de la Junta, obligará a las empresas privadas a renunciar a los proyectos de los que eran adjudicatarias o a finalizarlos con su propia financiación, si es que logran que un banco les dé crédito suficiente, como adelantó ayer el diario Expansión.

La Consejería de Medio Ambiente ha trasladado a las empresas adjudicatarias de las principales obras hidráulicas estas dos opciones ante la reprogramación a la que se verán afectadas todas las obras. Sin embargo, el departamento de José Juan Díaz Trillo desmintió ayer "tajantemente" que vaya a paralizar las obras previstas para 2012, más bien se adecuará el ritmo de ejecución a la disponibilidad presupuestaria. La semana pasada la Junta informó de la situación actual a las constructoras adjudicatarias y a ingenieros consultores. La reprogramación de obras supone aplazamientos en la ejecución y finalización de las mismas obras como consecuencia de la coyuntura económica actual. Esta situación no es nueva y ya se estaban produciendo en otras administraciones, según Medio Ambiente. Los contratistas podrán paralizar las obras, sin ser penalizados, y continuar con la ejecución de las mismas cuando reciban el dinero público correspondiente. La financiación privada mediante la capacidad de cada empresa de contar con medios propios es otra opción. Existe un porcentaje "alto" de empresas que van a optar por esta segunda vía, según Díaz Trillo, sobre todo, las grandes compañías. Aunque admiten que "los pequeños contratistas optarán por la paralización de las obras y continuar cuando se pueda inyectar presupuesto". Medio Ambiente correrá con los intereses de demora de los proyectos.

El presidente de la Asociación de Ingenieros Consultores de Andalucía (Asica), Ignacio Sánchez de Mora, explicó ayer que hace varias semanas envió una carta a la antigua Egmasa para pedir explicaciones "ante la situación de cambio unilateral en la forma de pago", y solicitó el reconocimiento de los intereses de demora y de los gastos financieros derivados del retraso en el pago ("una media de cuatro meses"). Sánchez se muestra "muy preocupado" por los efectos en el empleo en esos contratos "pues si las obras se paralizan, esas personas van a la calle". "La Junta no mide las repercusiones de esa incertidumbre generada en los empleados, pues las empresas no pueden mantener plantillas que no tienen trabajo. No les preocupa las consecuencias de la reprogramación", añadió. La asociación tenía previsto licitar proyectos en 2012 por valor de 212 millones.

  • 1