Local

Eguiguren irrita a PSOE y PP al fechar el final de ETA para Navidad

Iglesias se desmarca del «optimismo» del presidente del PSE sobre la banda.

el 08 nov 2010 / 21:37 h.

TAGS:

Jesús Eguiguren, sentado a la izquierda, junto al lehendakari.

El PSOE apostó ayer por la prudencia al hablar del fin de ETA y su secretario de Organización, Marcelino Iglesias, aclaró que no comparten el optimismo del presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, quien cree que la banda terrorista anunciará una tregua definitiva en Navidad.

Tampoco coincidió con la predicción del negociador del Gobierno en el último alto el fuego de ETA el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba: "Con el señor Eguiguren hay cosas que dice con las que coincido y otras con las que no, como esa", apuntó.

En rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, que estuvo presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, Iglesias insistió en que su partido no tiene "ninguna prisa" y en que no hay contactos con Batasuna. A pesar de que Zapatero y Rubalcaba pidieron la semana pasada no abrir debates públicos sobre esta cuestión, las declaraciones de Eguiguren han devuelto al primer plano un eventual comunicado de la banda terrorista.

En una entrevista concedida al programa Salvados de La Sex-ta, el presidente de los socialistas vascos aseguró que el fin del conflicto vasco está mucho más cerca de lo que se piensa porque ETA anunciará en Navidad que verifica su final y eso es "prácticamente el fin del terrorismo entendido como terrorismo que mata". Otra cosa, puntualiza, es que ETA se disuelva, porque las organizaciones terroristas casi nunca se disuelven, pero se mantienen sin hacer nada, como el IRA.

Eguiguren afirma que el comunicado de ETA, si en el mismo dice que ha terminado ante testigos y verificadores, podrá garantizar la legalización de Batasuna, que presentará sus estatutos al registro, será legalizada y se presentarán a las elecciones.

Iglesias no quiso hacer ningún comentario al respecto, pero sí insistió en que el Gobierno va a mantener las mismas políticas frente al terrorismo y señaló que lo más importante es mantener la unidad y las estrategias que han dado resultado.

Sí entraron a valorar las declaraciones del presidente del PSE los partidos de la oposición. El Comité Ejecutivo Nacional del PP manifestó su malestar con el Gobierno por sus "confusas" afirmaciones acerca del final o no final de ETA, un malestar que personalizan en Jesús Eguiguren. La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, afirmó en rueda de prensa que esperan "una desautorización" por parte del líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero. Además, el presidente del partido en el País Vasco, Antonio Basagoiti, solicitó al partido que traslade el siguiente mensaje: la necesidad de que todos las informaciones sobre los movimientos de ETA vayan acompañados de la garantía, por parte del Gobierno, de que no habrá cambios en la lucha antiterrorista.

Para el presidente de Vizcaya Buru Batzar (BBB), Andoni Ortuzar, Eguiguren es el único "coherente" dentro del PSE, porque Patxi López mantiene, en relación a la izquierda abertzale "posiciones más timoratas que Zapatero o Rubalcaba" por temor a "enfadar al PP". En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Ortuzar manifestó que "nadie le puede reprochar a Jesús Eguiguren su incoherencia". "Creo que está siendo coherente. Él es el único del PSOE que está manteniendo esa línea argumental ", indicó.

Menos comprensivo fue el presidente del Congreso y también socialista, José Bono, quien recomendó al político vasco ser "prudente" sobre el futuro de ETA porque, a su juicio, "no" es el momento de poner "un término" o un "plazo" al fin de la violencia etarra en España.

  • 1