jueves, 13 diciembre 2018
22:49
, última actualización
Local

El 15-M se queda sin su ágora

La Policía clausura el antiguo Mercado de la Encarnación ocupado por el movimiento desde el 29 de octubre.

el 24 ene 2012 / 10:48 h.

TAGS:

Una veintena de policías prohibieron entrar en el antiguo mercado desde primera hora de la mañana y dedicaron la mañana a sacar material del interior.
Eran las siete de la mañana cuando varias patrullas de la Policía Nacional llegaron al antiguo Mercado de la Encarnación con el propósito de desalojar del inmueble a los miembros del movimiento 15-M que lo habían ocupado el pasado 29 de octubre. Sin embargo, no había nadie dentro. Los primeros llegaron dos horas después encontrándose que unos 20 agentes les prohibían la entrada, mientras en el interior varios operarios de la empresa Derribos Pavón se afanaban en echar abajo todo lo que ellos han rehabilitado durante estos días. Por la tarde, una concentración mostró su rechazo por este desalojo.

 

Una veintena de agentes y hasta tres furgones de policía impidieron la entrada durante toda la mañana a cualquier persona al antiguo mercado, un inmueble que es propiedad privada de varios herederos de una misma familia que durante los 30 años se lo alquilaron al Consistorio para ubicar el mercado de abastos provisional. Tras el traslado definitivo de los placeros a las setas el año pasado, los propietarios querían sacar rentabilidad al inmueble, en el que no descartaron llegar a un acuerdo con una promotora de viviendas. Tras la ocupación por el 15-M amenazaron con ir a los tribunales, una denuncia que desembocó en el desalojo de ayer.

Al ser un centro de actividades y talleres del movimiento 15-M pero no para vivir, nadie pernoctaba en el local. Por ello, cuando llegaron los policías no había nadie en el interior aunque sí impidieron el acceso a los primeros que se acercaron hasta allí.

La principal preocupación del movimiento 15-M es que ni siquiera pudieron entrar para recoger sus enseres. "No nos han devuelto todo lo que teníamos en el interior como herramientas, proyectores, ordenadores", además de un sobre con 2.300 euros de las recaudaciones logradas para financiar los trabajos, explicó Samuel González, uno de los miembros de la plataforma que ha estado trabajando en el interior del mercado para convertirlo en un espacio público y cultural al que han llamado CSR Merkado Provisional. "En total, dentro habrá unos 6.000 euros", añade, "por no hablar de la cantidad de horas y trabajo que le hemos echado".

Cuando los operarios de Derribos Pavón llegaron sacaron los objetos "pero nos han dicho que si queremos recuperarlos vayamos al juzgado y que acreditemos que son nuestros con facturas", explicó Blanca Leal, una de las portavoces. Según Leal, "no se han llevado todo lo que teníamos, sólo una parte, como un ordenador, la caja con algo de dinero suelto y poco más. Lo demás no sabemos donde está".

Los miembros del 15-M defendieron el trabajo realizado en este tiempo en el antiguo mercado. "Hemos limpiado, habíamos terminado el escenario, recuperado varios puestos y preparado una biblioteca que han arrasado por completo", señaló Joaquín. Además, recordaron que ya tenían lista una programación cultural para febrero. "Ya teníamos cerradas varias conferencias y video-forum", según Samuel. Por eso, ayer eran muchos los vecinos y comerciantes de la zona que les mostraron su apoyo.

Sin embargo, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, defendió derribar el inmueble y "ponerlo en valor" ya que "no tiene sentido que al lado de la obra de Metropol Parasol tengamos un espacio de esas características".

El colectivo no se da por vencido y ya busca otro lugar.


  • 1