Local

El 30% "malvive" para llegar a final de mes

El Defensor del Pueblo avisa de que crece «la pobreza relativa» en Andalucía.

el 13 oct 2010 / 21:21 h.

TAGS:

Medio millón de andaluces viven en condiciones de pobreza extrema, una cifra que no se redujo ni en los años de bonanza, y alrededor del 30% de la población padece pobreza relativa, los que "no llegan a fin de mes para vivir o malvivir", en palabras del Defensor del Pueblo, José Chamizo. Este segundo porcentaje no sólo no se ha reducido sino que la crisis ha visto cómo se incorporan nuevas familias que nunca antes pasaron por estas estrecheces.

Un año más, las 50 asociaciones aglutinadas bajo la plataforma Alianza Andaluza contra la Pobreza y su campaña Pobreza Cero recordarán, el próximo día 17, que erradicar la pobreza es posible: "Existen medios técnicos y humanos, lo que falta es voluntad política", subrayó el portavoz de esta plataforma, José María Castell.Si el balance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en la cumbre de Nueva York no fue halagüeño, en la política regional tampoco se están cumpliendo las previsiones.

"En los Presupuestos Generales del Estado hay un recorte de 900 millones para ayuda al desarrollo y el de la Junta está congelado desde hace tres años que, dentro de lo que ocurre en otras comunidades, no es la peor pero sí hace inviable alcanzar el compromiso de destinar a cooperación el 0,7% del presupuesto previsto para 2012", recordó Castell.

Tanto Castell como Chamizo llamaron a las administraciones a "no cruzar la línea roja" con recortes que impidan atender la pobreza interna y externa, y junto a la Junta, recordaron a los ayuntamientos su responsabilidad, reclamada por ellos mismos, en la primera ayuda básica.Pero también lanzaron un aviso: si la proporción de pobres se mantiene estable desde hace años y no se redujo en los tiempos de bonanza "habrá que replantear las políticas sociales", señaló Chamizo, quien recordó que "una ley como la de inclusión social ayudaría mucho". Su Oficina vio primero una oleada de quejas por desahucios, luego por cortes de luz y agua y ahora dificultades para cubrir las necesidades de los niños en hogares en los que el paro ha hecho acto de presencia.

  • 1