Local

El 43% de los sevillanos marcó la casilla de la Iglesia en el IRPF

Asenjo destaca la generosidad de esta diócesis frente a la media nacional (35%)

el 20 jun 2013 / 22:36 h.

TAGS:

declaracion-renta-blogcontaEl 43% de los contribuyentes sevillanos, un total de 320.016 personas, marcó durante el ejercicio de 2012 la x en la casilla a favor de la Iglesia en su declaración de la renta, lo que convierte a Sevilla en una de las diócesis más sensibilizadas en toda España con la labor de la Iglesia Católica, dado que la media nacional se sitúa en el 35%. Así lo destacó ayer el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, durante la presentación de la memoria económica de la Archidiócesis correspondiente a 2012, que arroja un balance consolidado, de ingresos y gastos, de 39.441.341,46 euros. De los casi 39,5 millones de euros reseñados en el capítulo de ingresos, las “aportaciones voluntarias de los fieles” (colectas, suscripciones y otros ingresos) supusieron el 31,86 % (12,5 millones de euros) de los ingresos anuales de la Archidiócesis de Sevilla en 2012. La otra gran fuente de recursos, el 32,94% (12,9 millones de euros) fueron los “otros ingresos corrientes” (ingresos por servicios, subvenciones públicas corrientes e ingresos de instituciones diocesanas), mientras que la “asignación tributaria” sólo supuso el 14,35% de los ingresos (5,6 millones de euros). El arzobispo explicó que de los cerca de 11 millones que se recaudan en Sevilla a través de la asignación tributaria, la Archidiócesis sólo recibe cerca de 5 millones, ya que el resto se reparte equitativamente entre todas las diócesis de España con menos ingresos a través de Fondo Común Interdiocesano en lo que Asenjo calificó como “una comunicación cristiana de bienes”. En el capítulo de gastos, que al igual que los ingresos ascienden a esos 39,5 millones de euros, la mayor partida, el 32,71% (12,8 millones de euros) se asigna a “conservación de edificios y gastos de funcionamiento”, y el 22,25% (8,7 millones de euros) a “acciones pastorales y asistenciales”. Algo más de 6,2 millones de euros (el 15,8% de los gastos) son dedicados a retribuciones al clero y 3,8 millones (el 9,86%) son para pagar al personal seglar. El programa de rehabilitación de edificios, de su lado, contó con 3,9 millones de euros, partida inscrita dentro del epígrafe “empleos extraordinarios”, donde se recogen las inversiones en nuevos templos, convenios específicios y otros gastos extraordinarios, y en el que se empleó un totalñ de 7,2 millones de euros (18,4% de los gastos). Como dato curioso, a lo largo de 2012 se administraron en la Archidiócesis de Sevilla 16.927 bautizos, 15.352 primeras comuniones, 4.757 confirmaciones, 3.884 matrimonios y 13.245 defunciones. Estos datos revelan una casi “irrelevante” disminición de la actividad sacramental durante el ejercicio 2012, una caída que, según expuso Asenjo, “tiende a frenarse no sólo por el efecto Francisco”, en alusión a las expectativas levantadas en el mundo católico con el nombramiento del nuevo Papa, sino también porque “en los dos últimos años ha crecido un 2% el número de españoles que se declaran católicos y ha crecido también un 2% el número de católicos que se declaran practicantes”. Las hermandades y cofradías sevillanas han contribuido en 2012 al Fondo Común Diocesano con una asignación global de 62.200 euros, mientras que otras instituciones diocesanas aportaron 88.550 euros. Asenjo hizo por último una llamada a los fieles a a colaborar más con la Iglesia a través de cuotas periódicas.

  • 1