El 50% de los socialistas no ve aún a Griñán como líder o revulsivo

Los electores del PSOE consideran que el presidente andaluz todavía no ha alcanzado el liderazgo de la comunidad y más de la mitad de los sondeados aseguran que la sucesión de Manuel Chaves al frente de la Casa Rosa no ha supuesto un cambio de ciclo político.

el 20 feb 2010 / 19:19 h.

El liderazgo del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, no está muy consolidado en Andalucía, según los datos de PULSO, el Barómetro Andaluz de Prospectiva realizado por el CAP. Sólo el 20,4% de los encuestados defiende que el jefe del Ejecutivo ha alcanzado, casi un año después de su proclamación, el liderazgo de la comunidad.

 

El 58,8% cree que no lo ha conseguido y esa cifra es muy similar a lo que responden los votantes socialistas. El 47,9% de los electores del PSOE considera que Griñán no se ha convertido aún en el líder andaluz. El bajo grado de conocimiento y el poco tiempo que lleva en el cargo son las principales razones que apuntan los entrevistados. Hay quien piensa (4,7%) que el líder sigue siendo el que durante 19 años gobernó en la región: Manuel Chaves. La encuesta de PULSO se realizó entre el 11 y el 25 de enero. Por aquel entonces, los socialistas estaban inmersos en un debate sobre la situación de bicefalia en el partido porque la Secretaría general del PSOE-A y la Presidencia de la Junta recaen en dos personas distintas -la primera en Chaves y la segunda en Griñán-. Esta controversia ha llevado a adelantar el congreso que debía celebrarse en 2012 a los próximos 12 y 13 de marzo para poner fin a meses de "dimes y diretes" -como lo calificó el propio Chaves- y para que Griñán asuma el poder efectivo en su formación.

La encuesta arroja otra conclusión muy significativa: más de la mitad de los andaluces (51,3%) piensa que la llegada de Griñán a la Junta no ha supuesto un cambio de ciclo político en Andalucía. Al apostar Chaves por un sucesor de su misma edad y de su más cercano círculo político, el relevo corría el riesgo de ser interpretado como un gesto de continuismo, argumento al que se agarra el PP para asegurar que Chaves y Griñán son "lo mismo". Casi el 30% opina que la situación de la comunidad ha empeorado desde que asumió el poder y sólo un 7,6% cree que ha mejorado. La franja de edad que va de los 30 a los 44 años es la más crítica a la hora de valorar la llegada del nuevo presidente. El estudio revela, además, que las expectativas que los andaluces tenían depositadas en el jefe del Ejecutivo cuando asumió el cargo se mantienen inalterables (61,9%).

Uno de los mayores handicap con los que cuenta el presidente de la Junta es su relativo nivel de conocimiento. Pese a su larga trayectoria política -los últimos ocho años ha sido consejero de Economía de la Junta-, sólo el 61,5% de los andaluces afirma saber quién es.

Este porcentaje ha mejorado respecto al último sondeo publicado por El Correo en junio de 2009, dos meses después de su investidura. Entonces lo conocía el 52% de los entrevistados. Sigue siendo más familiar para los hombres (un 64,9%) que para las mujeres y más desconocido entre los jóvenes que entre los mayores de 60 años, su generación -Griñán tiene 63-. El PSOE andaluz siempre ha encontrado una importante reserva de votantes entre los mayores. El 64,7% de los andaluces que rondan su edad sabe de dónde viene: fue ministro de Sanidad y Consumo entre 1992 y 1993, ocupó la cartera de Trabajo y Seguridad Social entre 1993 y 1996 y su carrera política ha estado muy vinculada a Manuel Chaves.

Aprobado. A pesar de que el índice de conocimiento no es abrumador, en una escala del 0 al 10 Griñán saca una nota aceptable (5,25). Sigue siendo más valorado entre los votantes de PSOE e IU (le dan un 6,33 y un 5,44, respectivamente) y entre los mayores de 60 años (le otorgan un 5,88). Los electores del PP lo suspenden (3,78%), mientras que en junio pasado lo aprobaban. En la última encuesta de este periódico la nota media que recibía era un 6, pero se debía a que al ser más desconocido la valoración ciudadana suele ser alta, porque quienes lo conocen le dan una calificación positiva, y quienes no lo conocen, evitan dar su opinión.

  • 1