domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Economía

El 60% de las ofertas laborales serán para quienes tengan estudios superiores

El BBVA ha elaborado un informe sobre las perspectivas en la próxima década de la formación y el empleo de los jóvenes españoles.

el 04 mar 2015 / 20:01 h.

Profesionales técnico será uno de los sectores más demandados en la última década. / El Correo Profesionales técnico será uno de los sectores más demandados en la última década. / El Correo Informe 'La formación y el empleo de los jóvenes españoles. Trayectoria reciente y escenarios futuros' (PDF)   Cerca del 60% de las ofertas laborales de la próxima década serán para quienes tengan una educación superior, por lo que la educación universitaria aumentará en 13 puntos porcentuales la probabilidad de trabajar de un joven respecto a otro que sólo cuenta con estudios obligatorios dentro de una década, según el informe de Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) presentado este miércoles en Madrid. El informe --que lleva por título 'La formación y el empleo de los jóvenes españoles. Trayectoria reciente y escenarios futuros'-- ha sido elaborado por los investigadores del Ivie Lorenzo Serrano y Angel Soler, ambos profesores de la Universitat de València, y analiza los problemas laborales de los jóvenes de 16 a 34 años durante las tres últimas crisis, el papel de la formación en su resolución y las perspectivas de empleo para la próxima década. Así, el documento vaticina que, en la próxima década, las probabilidades de empleo se concentrarán en los jóvenes más cualificados por su nivel formal de estudios y de competencias adquiridas, mientras que los niveles formativos más bajos quedarán fuera del mercado laboral. En este punto, alerta de que la necesidad de iniciativas públicas y privadas mucho más potentes que las actuales para mejorar la empleabilidad de los jóvenes escasamente cualificados, que se enfrentan a elevados riesgos de exclusión laboral. SECTORES CON MAS FUTURO. La previsión es que el 73% del empleo neto creado sea de este tipo, a pesar de que los ajustes derivados del control del déficit público pueden afectar al empleo de los profesionales de la sanidad y la educación. Entre las ocupaciones que más aumentarían destacan los técnicos y profesionales de apoyo, con un crecimiento medio anual del 2,6% y absoluto de hasta 779.000 empleos. También se esperan aumentos netos en los empleos administrativos (145.000), especialmente los orientados al trato con clientes (con un incremento de 395.000), mientras los puramente administrativos descenderán (-250.000) debido a la creciente automatización de esas tareas. Por sectores de actividad, se prevé una terciarización adicional del empleo, con un peso progresivamente mayor de los servicios privados. La evolución de la industria y la construcción estará más condicionada por la situación cíclica, mientras que, previsiblemente, continuará la tendencia a la reducción del empleo del sector primario y el sector público. En sanidad y educación, las previsiones de creación de empleo son negativas, pero se corresponden con un escenario de graves dificultades financieras de las administraciones públicas españolas, por lo que la situación podría cambiar sustancialmente de cara a 2025.    

  • 1