Local

El sorteo del Niño deja 825.000 euros en Nervión y Palmete

El 69.362 reparte 750.000 euros en Luis Montoto y 25.000 en la calle Sinceridad. El bingo y el café vecinos a la agraciada administración se quedaron sin premio

el 06 ene 2014 / 12:36 h.

TAGS:

loteria-web   COMPRUEBA AQUÍ TU DÉCIMO Algunos vecinos de los barrios de Nervión y Palmete empezarán con buen pie 2014 gracias a un inesperado regalo de reyes, los 825.000 euros que dejó ayer en la ciudad el Sorteo Extraordinario de El Niño, dotado de un millón de euros por serie, cuyo segundo premio se vendió en la capital andaluza. En concreto, el número 69.362, que se vendió en una veintena de provincias, entre las que se encontraba Sevilla. Diez décimos con el 69.362 se vendieron en la administración de la Plaza de la Compañía en Córdoba. / EFE Diez décimos con el 69.362 se vendieron en la administración de la Plaza de la Compañía en Córdoba. / EFE Una de las dos administraciones de Loterías que vendió el número de la suerte fue la ubicada en el 75 de la calle Luis Montoto, que repartió un total de 750.000 euros, tras vender diez décimos del segundo premio. El responsable de esta administración, José Antonio Jiménez, confesaba ayer a la agencia de noticias Europa Press que estaba “muy contento” por haber podido repartir esta cantidad de dinero en la ciudad, siendo además “la primera vez” que entrega un premio de esta categoría. Fe de ello daban ayer las trabajadoras del Bingo Oriente, establecimiento vecino a la administración de lotería, por el que la suerte, en esta ocasión, pasó de largo. Por la tarde algunos empleados se lamentaban de no haber dado con el número ganador. “Yo llevaba dos pero de otro número”, comentaba una recepcionista, que aseguraba que nadie de la casa había resultado agraciado. “Los clientes del bingo tampoco han dicho nada de momento”, añadía. El otro local vecino de esta administración es la Floristería Oriente, ayer cerrada, en cuyo escaparate lucía un amplio cartel de “se traspasa”. Justo enfrente se encuentra la cafetería Pasaje 2, regentada por Antonio Churrero, que confesaba ayer que no llevaban ningún número de la administración afortunada. “Para el Gordo de Navidad sí que jugábamos algo, pero para El Niño nada. Una vez que toca y no lo compramos”, protestaba. La mañana de ayer transcurrió sin que se acercara hasta la administración ninguno de los agraciados, aunque el lotero esperaba que esto ocurriera a lo largo del día para celebrarlo con ellos. Este segundo premio también fue vendido en Palmete, en la administración de Loterías de la calle Sinceridad número 35, que repartió un pellizco menor, pero nada despreciable: 75.000 euros. Ya al margen de Sevilla, el número 76.254 fue el agraciado con el gordo de El Niño, dotado con dos millones de euros por serie, que fue vendido en la administración número 3 de Monforte de Lemos (Lugo). La alegría se desató ayer allí, donde se vendió íntegro, incluido el especial de 40 millones a un solo décimo, correspondiente a la fracción 05 y a la serie 21. Los abrazos y el descorche de champán no dejaron de sucederse en la administración, cuya propietaria, Lorena Giraudier Domínguez, celebró que El Niño llegase este 2014 con “un pan bajo el brazo” a este núcleo ferroviario, residencia de más de cuarenta maquinistas de transporte de mercancías. El tercer premio fue para el número 08.347, dotado de 250.000 euros por serie, y que se vendió en Barcelona, Segura (Jaén), Calahorra (La Rioja), Fuenlabrada (Madrid), Madrid y Tudela (Navarra).

Una parada para la alegría en la campaña de la aceituna en Luque

Diez décimos con el número 69.362, correspondientes al segundo premio de la lotería de El Niño, son los culpables de que la alegría paralizase durante unos momentos la campaña de recogida de aceituna en Luque (Córdoba), en la que varios premiados están trabajando. El dueño del bar en el que vendieron los décimos explicó a Efe que seis de los agraciados ya se habían pasado por su establecimiento y estaban celebrando el premio allí con amigos y familiares. Los cuatro restantes, según señaló, aún no se habían pasado por la administración al estar en el campo recogiendo aceituna, pero aseguró que la noticia había paralizado durante unos minutos las labores de recolección. El propietario del establecimiento estaba muy contento después de haber entregado un nuevo premio, y recordó que en una ocasión le dio a un emigrante 3,5 millones de euros, y que también había dado un gordo y una bonoloto en sus años de historia. Lo mismo se puede decir de la administración 20 de Córdoba, ubicada en la Plaza de la Compañía, cuyo propietario, Rafael García de Vinuesa, indicó que el premio se había vendido en el mostrador, y la serie completa, por lo que no había tenido que devolver nada del número agraciado. García de Vinuesa, que afirmó que había tenido que salir corriendo para el establecimiento, señaló que están “en racha”, puesto que en el 2010 dieron 2,5 millones de euros y el pasado junio un premio especial de la lotería.  

  • 1