Local

El 70% de los inmigrantes en los centros de menores tiene de 16 a 18 años

El 70% de los inmigrantes internados en los centros de menores tiene entre 16 y 18 años, edad estimada por pruebas radiológicas con un margen de error de dos años. La Junta alerta de que adultos se pueden estar beneficiando de una protección que cuesta 113 euros diarios por persona. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 21:20 h.

TAGS:

El 70% de los inmigrantes internados en los centros de menores tiene entre 16 y 18 años, edad estimada por pruebas radiológicas con un margen de error de dos años. La Junta alerta de que adultos se pueden estar beneficiando de una protección que cuesta 113 euros diarios por persona.

El Foro Andaluz de la Inmigración, integrado por las administraciones y agentes sociales implicados en la materia, analizó un informe de la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social sobre los menores extranjeros no acompañados atendidos en el sistema de protección andaluz. Hasta septiembre, ingresaron en los 248 centros de menores (19 exclusivamente para extranjeros) 1.657 niños (la Consejería de Gobernación calcula que en lo que va de año han llegado unos 3.600 inmigrantes irregulares, al margen de los menores reconocidos). El 1 de octubre había 1.071.

Gran parte de la fluctuación obedece a que muchos cumplen aquí la mayoría de edad, porque el 70% llegan con entre 16 y 18 años, según la edad estimada por pruebas radiológicas (la mayoría vienen indocumentados) con un margen de error de dos años.

El informe señala que esta inexactitud provoca que "se atienda a menores de edad en los centros que en realidad no lo son, de forma que se están beneficiando de una protección" que, según la consejera de Igualdad, Micaela Navarro, cuesta 113 euros al día por menor.

En su informe, la Consejería aboga por realizar "previamente las pruebas médicas precisas" -habla de oseometría- que acrediten la edad de todos los que ingresen en los centros, así como crear nuevas instalaciones para estancias máximas de 15 días en zonas de llegadas de pateras como Almería, Motril, Málaga y Algeciras (propuesta ya planteada por la consejera de Gobernación al delegado del Gobierno).

El informe revela que muchos menores son enviados por su familia, llegan "con móvil y cantidades importantes de dinero (hasta 100 euros)" e incluso "con la dirección concreta del centro al que quieren ir". Es frecuente que sus familiares contacten inmediatamente con ellos o vayan a buscarlos, lo que evidencia que su llegada estaba planificada.

  • 1