viernes, 16 noviembre 2018
23:04
, última actualización
Economía

El 73% del negocio de Abengoa llega ya del exterior

La multinacional sevillana, que gana un 24% más, propondrá un dividendo de 0,35 euros.

el 27 feb 2012 / 20:45 h.

Diversificación geográfica y apertura a nuevos mercados. Es una de las claves del éxito de la multinacional sevillana Abengoa, que obtuvo un beneficio neto de 257 millones en 2011, lo que supone una mejora del 24% respecto al ejercicio anterior.

El volumen de negocio ascendió a 7.089 millones, un 46% más, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 1.103 millones, el 36% más.

La compañía situó sus objetivos de ventas para 2012 en un rango de entre 7.550 y 7.750 millones, así como los correspondientes al Ebitda entre 1.275 y 1.325 millones.

Además, el año pasado efectuó tres operaciones que le proporcionaron un incremento de liquidez de 1.170 millones y una reducción en la deuda neta total de 1.667 millones.

Así, vendió el 40% restante de la participación en Telvent a Schneider Electric por 391 millones y se firmó un acuerdo estratégico con Cemig, en Brasil, por el que se desprendió del 50% de determinadas líneas de transmisión por un importe de 479 millones, manteniendo la opción de crear y desarrollar nuevas oportunidades de crecimiento entre ambas compañías.

A lo largo de 2011, Abengoa también firmó un acuerdo con First Reserve Corporation (FRC), uno de los mayores fondos de inversión privados en el sector energético, por el que FRC invirtió 300 millones en acciones B con derecho de voto limitado. Esta alianza, entre otros aspectos, representa un gran respaldo estratégico y financiero para Abengoa.

La decidida apuesta por la diversificación geográfica en nuevos mercados, señala la compañía, sigue siendo uno de los factores clave en el crecimiento de Abengoa. La actividad internacional, que representó el 73% de las ventas totales, alcanzó el récord de 5.175 millones. El grupo realiza el 51% de sus ventas en América, volumen del que Brasil acapara un 21% y EEUU un 19%.

Con estos resultados, el consejo de administración ha propuesto a la junta de accionistas el reparto de un dividendo de 0,35 euros por acción, que implica un incremento del 75% respecto al año anterior.

Por áreas de actividad, el segmento de ingeniería y construcción experimentó un crecimiento en ventas del 53%, alcanzando los 3.526 millones. El Ebitda también aumentó un 69%, hasta los 438 millones. La división de ingeniería y construcción se adjudicó contratos nuevos por valor de 4.343 millones, lo que sitúa la cartera de pedidos en 7.535 millones a 31 de diciembre.

La actividad de infraestructuras de tipo concesional, que incluye generación y transmisión de energía eléctrica, aumentó sus ventas un 39%, hasta 427 millones, mejora que proviene principalmente de la nueva actividad del negocio termosolar en España y Argelia, de la entrada en funcionamiento de la desaladora en Argelia, y de las nuevas líneas de transmisión en Brasil.

Por último, el área de producción industrial incrementó sus ventas un 39% (3.136 millones). Este aumento responde al crecimiento del volumen de producción en la división de bioenergía, unido al incremento de los volúmenes y márgenes del negocio de reciclaje industrial.

  • 1