jueves, 17 enero 2019
01:21
, última actualización
Local

El 9,4% de las jóvenes españolas aceptan que sus novios las fuercen a mantener sexo, según un estudio de la US

el 25 nov 2011 / 15:16 h.

TAGS:

El grupo de investigación de la Universidad de Sevilla (US)  'Psicología Clínica y de la Salud' que dirige el profesor Luis  Rodríguez Franco desarrolla, desde hace una década, investigaciones  sobre las tipologías de violencia a las que están sometidas las  mujeres y los hombres desde su adolescencia hasta la edad adulta. Hoy  día, trabajan en un proyecto multinacional con el objetivo de  estudiar cómo es el comportamiento de más de doce mil parejas de  novios en España (Huelva, Sevilla, Oviedo, La Coruña y Vigo),  Portugal, Italia, Norteamérica, Méjico y Argentina.

En el caso de España, el proyecto de investigación que lidera el  profesor Rodríguez Franco se centra en más de diez mil relaciones de  noviazgo de jóvenes entre 14 y 25 años seleccionadas en diferentes  colegios e institutos de la geografía nacional y que han respondido  al Cuestionario de Violencia de Novios (Cuvino), encuesta elaborada  específicamente por el equipo de expertos. En este sentido, el  porcentaje de mujeres que indican ser maltratadas es del seis por  ciento, mientras que existe un porcentaje ligeramente menor de  varones en estas mismas circunstancias (en torno al 4,5%).

El grupo de trabajo se centra también en una variable cualitativa  escasamente investigada como son las actitudes de molestia (si la  persona se siente a disgusto) o tolerancia (no le molesta) de algún  miembro de la pareja a comportamientos propios de violencia. "Los  datos publicados reflejan que en una muestra de más de dos mil chicas  adolescentes de diferentes puntos de España, a un 9,4 por ciento de  ellas no les importa que su novio las fuerce a mantener ciertos actos  sexuales. Por otro lado, en las novias que se consideran no  maltratadas, este porcentaje llega al 5,7 por ciento, de ahí que las  campañas de prevención de violencia en estas edades se deban dirigir  no sólo a las mujeres maltratadas o varones agresores, sino a la  población en general", resume Rodríguez Franco.

Para desarrollar este estudio, los expertos han introducido un  nuevo concepto, la violencia de pareja, que pasa de ser física o  psicológica, a catalogarse de ocho formas diferentes. El instrumento  para medirlo es el mencionado cuestionario Cuvino. "Según los  resultados del Cuestionario de Violencia de Novios existen varios  tipos de violencia: física; coerción (sentirse obligado a hacer  cosas); instrumental (ejercer la violencia de forma indirecta)sexual; emocional; género (uno de los miembros de la pareja ofende al  otro por su condición de hombre o mujer); humillación; y desapego  (infidelidades o pasotismo)", explica el profesor.

Y añade: "El sistema de agresión entre novios utilizado por  varones y mujeres sigue el mismo patrón: se emplea de forma especial  el desapego, la humillación y la coerción, mientras que la violencia  basada en género, aparece con menor frecuencia que las anteriores.  Esto se debe a que la mayor parte de las campañas de prevención  llevadas a cabo en España destacan especialmente el componente físico  y de género de la violencia, olvidando el resto. Finalmente, hay un  componente de actitud machista asumido en el hombre y en la mujer en  cuanto a la tolerancia que presentan hacia ciertos comportamientos  abusivos". En este sentido, desde el grupo de investigación también  desarrollan campañas de prevención para informar a la sociedad,  principalmente, que la violencia de pareja no es sólo violencia  física.

Los investigadores están analizando los datos de violencia entre  novios obtenidos en otros países con el objetivo de contrastar los  resultados. Algunos de ellos ya han sido publicados en revistas  científicas y otros aparecerán en año 2012 en los dos primeros  números de las dos revistas de España de mayor nivel de impacto  científico: 'Psicothema' e 'International Journal of Clinical and  Health Psychology'.

  • 1