lunes, 18 febrero 2019
11:57
, última actualización
Local

El 95% de Regiones Devastadas estará demolido a final de mes

El Estado cede al Consistorio el suelo donde levantará el nuevo barrio.

el 05 jul 2010 / 11:32 h.

TAGS:

Regiones Devastadas ya es suelo municipal y a final de mes quedará reducido a escombros en un 95%. Ayer el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón -en representación del Ministerio de Vivienda-, firmaron el acuerdo por el que el Estado cede los suelos, las viviendas y los locales de forma gratuita. Las obras del barrio rebautizado como Nuevo Amate podrían empezar en el primer semestre de 2011.

 

El presidente de la asociación de vecinos de Regiones Devastadas, Francisco Rodríguez, que asistió al acto, dio fe de que existe el consenso vecinal. "Hay vecinos encantados en sus pisos en la zona de Viapol. Se han vuelto locos con el garaje, el trastero, el ascensor... Y parece que sí, que pagaremos lo mismo, entre 1,6 y 2,60 euros al mes. Al morir terminará el contrato", señaló Rodríguez, aludiendo a que los hijos que vivan ahora con sus padres no podrán gozar de los mismos alquileres.

De las 210 familias, alrededor de un 30% espera encontrar una vivienda municipal de alquiler en el entorno del barrio mientras duran las obras de reconstrucción, según el portavoz vecinal, quien indicó que más de la mitad de los vecinos pretenden volver a Regiones Devastadas. "Tras las obras no se sabe cuántos seguirán pensando igual", apostilló.

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, señaló que el nuevo barrio será un "referente" del nuevo urbanismo en Sevilla y que albergará "a los vecinos de siempre, pero en las mejores condiciones".

Fue el alcalde quien anunció que a finales de este mes de julio el número de inmuebles demolidos superará el 95% y la práctica totalidad de los vecinos estarán realojados "en viviendas de mejor calidad".
El nuevo barrio (sobre tres parcelas de 12.000 metros cuadrados) cuenta con un proyecto arquitectónico, resultado de un concurso internacional, que fue adjudicado a la UTE Estudios Francos 40 Arquitectos y asociados e Infraestructuras y Territorio. Por ahora, se trabaja en el desarrollo del proyecto para que las obras puedan empezar en el primer semestre de 2011, según explicó Juan Carlos de León, gerente de Emvisesa.

En el proyecto ganador, las viviendas protegidas se disponen en cinco bloques situados de manera radial. Entre las curiosidades destaca que los escombros generados por la demolición de los viejos bloques se vayan a reutilizar para la construcción de una pequeña colina. Así se busca preservar la memoria del viejo barrio. A los pies de esa colina se instalará una lámina de agua que recuerda al arroyo Tamarguillo que además contribuirá a la generación de un microclima.

La sostenibilidad es otro de los elementos que define al proyecto. Medidas de mejora de la eficiencia energética, un sistema de microcogeneración para producción de agua caliente y energía eléctrica mediante gas natural, la reutilización de aguas grises (lavabos y duchas) para riego o un sistema de alumbrado de alta eficiencia, son algunas de las actuaciones previstas.

La renovación de Regiones Devastadas costará 26,7 millones de euros. El Ministerio de Vivienda aportará 10,2 millones, más una financiación adicional de 7,3 millones que ejecutará como subvención nominativa al Ayuntamiento. El resto, 9,1 millones de euros, lo pondrán la Junta y el Ayuntamiento.


  • 1