Local

El 98% de los abortos sigue practicándose en la privada

El número de interrupciones voluntarias aumentó en España un 3,27% en 2008.

el 05 nov 2009 / 21:43 h.

TAGS:

En plena tramitación de la reforma de la ley del aborto, las cifras de 2008 hablan de un nuevo aumento de las interrupciones voluntarias del embarazo. Fueron un total de 115.812, 3.675 más -un 3,2%- que el año anterior. De estas intervenciones, sólo el 2% se realizó en hospitales públicos y un 10,86% en privados, mientras que el grueso tuvo lugar en centros extrahospitalarios de carácter privado (87,23%). Estas cifras confirman una tendencia que se repite año tras año.

La actual ley del aborto establece que "en el ámbito de cada Comunidad Autónoma, la autoridad sanitaria velará por la disponibilidad de los servicios necesarios [...] para posibilitar la práctica del aborto en los plazos legalmente establecidos". En la práctica, ni los centros sanitarios públicos ni los médicos están obligados a hacer abortos, pues la objeción de conciencia les protege.

En cuanto a los datos de 2008, el Ministerio de Sanidad los interpretó ayer como una estabilización, ya que el aumento de intervenciones se sitúa "muy por debajo del 10,3% de 2007 y también por debajo de los incrementos superiores al 6% registrados desde 2004".

Según los datos del informe, esta estabilización se refleja con más claridad en la tasa por cada mil mujeres entre 15 y 44 años, la edad considerada fértil. En 2008 la tasa de abortos por cada mil mujeres fue de 11,54, frente al 11,49 del año anterior. En el caso de las menores entre 15 y 18 años dicha tasa fue de 10,91, frente al de 10,92 de 2007.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, precisó que esta estabilización es "especialmente interesante si se tiene en cuenta el crecimiento poblacional y los datos de años anteriores". De hecho, en el caso de las menores de 18 años la cifra de interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) fue de 10.221, un 1,27% inferior a la registrada en 2007.

Por edades, las mayores tasas de aborto se produjeron en mujeres de entre 20 y 24 años. El perfil de la mujer que en 2008 se sometió a una IVE es el de una mujer soltera, con estudios de segundo o tercer grado, asalariada y sin hijos.

Casi nueve de cada diez interrupciones se realizaron antes de las 12 semanas de gestación. La salud de la madre fue prácticamente la razón única para la interrupción de la gestación (96,96% de los casos), seguida del riesgo fetal (2,86) y la violación, que sólo se consideró en un 0,02% de los casos. La reforma de la ley está llamada a eliminar este coladero en el que -según muchos expertos- se ha convertido el supuesto del riesgo para la salud materna, ya que con la nueva norma las mujeres podrán abortar sin alegar motivo específico hasta las 14 semanas de gestación. La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, incidió ayer "precisamente" en que la nueva ley reducirá el número de embarazos no deseados.

Como en otras ocasiones, ayer las organizaciones provida volvieron a protestar por la reforma prevista, mientras que las asociaciones de mujeres pidieron libertad para que las embarazadas decidan sobre su estado.

  • 1