miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Economía

El A400M busca ‘extras’

Airbus Military recluta voluntarios entre su plantilla para un ensayo de evacuación.

el 17 jul 2011 / 20:07 h.

El ensayo se desarrollará en las instalaciones de San Pablo Sur, donde se ensamblan las partes del A400M

Airbus Military , la empresa responsable de la producción del avión de transporte militar A400M, que tiene en Sevilla su base, ha lanzado un particular reclamo a sus trabajadores. Nada menos que participar en un ensayo de evacuación de la aeronave que será fundamental para avanzar en su proceso de certificación, que espera conseguir antes de que concluya este año.

Como es habitual en la compañía aeronáutica, a la que le gusta implicar a la plantilla en otros ámbitos además del puramente industrial -como ocurrió hace unos meses con la celebración del Día de la Familia de Airbus , en el que las plantas de San Pablo y Tablada abrieron sus puertas de par en par a los familiares de sus trabajadores-, ahora pide su colaboración para reclutar voluntarios que participen en dicha prueba.

Se trata de que el avión militar estrella de Airbus Military, el A400M, demuestre su capacidad para evacuar a un determinado número de pasajeros de su cabina en un periodo de tiempo establecido. Y su objetivo no es otro que certificar que es posible desalojar el avión de forma segura en el tiempo que se determine para ello.

Es uno de los ensayos que, según la normativa de seguridad en el transporte aéreo, se incluye entre las pruebas que son indispensables para poder obtener así la certificación civil de la aeronave.

De hecho, serán testigos de los resultados de esta prueba -que no está abierta para quien sea ajeno a la compañía- miembros de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), responsables de la certificación civil del avión.

Para este ejercicio, que está previsto que se desarrolle en las instalaciones de San Pablo Sur inicialmente a lo largo del mes de septiembre, se requiere la participación de voluntarios de ambos sexos, con edades comprendidas entre los 18 y los 60 años, y que se encuentren en buena forma física.

La empresa, que no detalla el número de personas que se necesitarán para el ensayo, someterá a los aspirantes a un reconocimiento médico y a una prueba física en torno a finales de este mes, si bien la decisión dependerá del número de plazas y el resultado de la prueba médica. Varios especialistas de cine serán los encargados de estar al tanto de la seguridad de los participantes en todo momento.

Los responsables del programa militar, que confían en que la certificación civil se complete este año, estiman que el avión acumulará un total de 3.700 horas de vuelo hasta que los primeros aparatos estén en manos de los países clientes, las Fuerzas Aéreas Francesas, serán las primeras en este caso.

Entre las diversas pruebas necesarias, ya se han acometido algunas de ellas en escenarios de temperaturas extremas para comprobar su comportamiento, ensayos de ruido (éstos se hacen en Morón de la Frontera, Sevilla) o el salto de paracaidistas. Asimismo, se han llevado a cabo pruebas de entrada en pérdida de velocidad en vuelo con buen resultado y también las de despegue y aterrizaje sobre pistas no preparadas, entre otras.

  • 1