Economía

El abogado de Contsa niega operaciones en Gibraltar, Bulgaria y República Checa

Un abogado de la inmobiliaria Contsa ha comparecido como imputado ante la juez que investiga la presunta estafa de esta empresa en suspensión de pagos y ha asegurado que nunca ha hecho negocios en la República Checa, Bulgaria o Miami, y que viajó a Gibraltar solo para acompañar a una administrativa.

el 15 sep 2009 / 23:38 h.

Un abogado de la inmobiliaria Contsa ha comparecido hoy como imputado ante la juez que investiga la presunta estafa de esta empresa en suspensión de pagos y ha asegurado que nunca ha hecho negocios en la República Checa, Bulgaria o Miami, y que viajó a Gibraltar solo para acompañar a una administrativa.

La juez de instrucción 17 de Sevilla ha tomado declaración hoy al abogado M.A.F.O., quien ha asegurado que no sabe nada de las actividades de Contsa en Gibraltar ya que cuando acompañó, hace nueve años, a una administrativa de la empresa lo hizo solo "por si había alguna contingencia" en la constitución de una sociedad.

En su declaración, a la que ha tenido acceso Efe, este abogado ha manifestado que ignora el derecho anglosajón y el tipo de sociedad que constituyó la empleada I.P.P., ya que "los documentos estaban en inglés".

Ha reconocido que era apoderado de President Valores, una empresa del Grupo Contsa, pero ha asegurado que "esos poderes jamás se usaron" y ha negado expresamente haber participado en la compra de inmuebles en la República Checa, Bulgaria o Miami (EEUU), haber asesorado en cualquier "plan contable o gestión empresarial" de Contsa, en la presentación de la suspensión de pagos o haber pujado en subastas judiciales.

Este imputado, que hace el número seis de los acusados por la presunta estafa, ha asegurado que "otros abogados con más experiencia que el declarante han asesorado" al dueño de la empresa, José Salas Burzón, que cumple prisión incondicional por estos hechos desde octubre de 2008.

Hoy también ha comparecido como imputado M.H.R., acusado de haber cobrado 200.000 euros de Contsa "en connivencia" con Salas y en los meses previos a la suspensión de pagos, y que además era socio del Grupo Financiero e Inversor Europa Sur, una de las empresas del grupo.

En este caso, el imputado ha declarado que no llegó a recibir esos 200.000 euros, ya que los volvió a invertir en una ampliación de capital, y ha afirmado que en total Contsa le debe todavía 512.000 euros de sus ahorros, según el texto de su comparecencia, al que ha tenido acceso Efe.

Este imputado ha asegurado que trabajó durante tres años como comercial para Contsa vendiendo seguros y productos financieros, por lo que percibía entre 2.600 o 2.700 euros mensuales.

Respecto a su pertenencia como socio a una empresa del grupo, ha explicado que él y dos amigos querían invertir en el boom inmobiliario y Salas Burzón les regaló a cada uno de ellos el 25 por ciento de las acciones "de una empresa que tenía sin movimiento".

En esta causa penal por presunta estafa han sido imputados hasta ahora el dueño de la empresa, su esposa, un apoderado, una administrativa y el presidente de la Asociación de Afectados de Contsa.

La inmobiliaria Consta se encuentra en suspensión de pagos desde febrero de 2008 con unas deudas que totalizan 115 millones de euros a 1.653 afectados, en su mayoría pequeños ahorradores.

  • 1