Local

El abogado sevillano Baena Bocanegra representará al juez en la querella por la escuchas del 'caso Gürtel'

el 04 may 2010 / 12:40 h.

TAGS:

El penalista sevillano Francisco Baena Bocanegra ejercerá la  defensa del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en la causa  que le ha abierto el Tribunal Supremo por presunta prevaricación y  delito contra las garantías de la intimidad por intervenir las  comunicaciones de los cabecillas de la trama "Gürtel" con sus  abogados en prisión, según confirmaron fuentes de la defensa del  magistrado.  

Baena Bocanegra se estrenará en este caso durante la declaración  de Garzón prevista en el Supremo el próximo lunes, 10 de mayo. Hasta  el momento, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5  venía siendo representado en este asunto por Gonzalo  Martínez-Fresneda, que se limitará ahora a defenderle en la causa por  la presunta prevaricación que se le imputa por su investigación de  las desapariciones del franquismo.  

Martínez-Fresneda también comenzó representando a Garzón en el  tercero de los procedimientos que se le han abierto en el Tribunal  Supremo, relativo a la posible comisión de cohecho y prevaricación  derivados de la gestión de unos cursos en la Universidad de Nueva  York, patrocinados por el Banco Santander, durante el permiso de  estudios que el magistrado disfrutó entre 2005 y 2006. En este  procedimiento, el juez de la Audiencia Nacional está ahora  representado por el ex fiscal de este órgano Enrique Molina.  

Francisco Baena Bocanegra, sevillano de 67 años, es uno de los  abogados penalistas más prestigiosos de Sevilla, y ha participado en  casos judiciales que han tenido una gran repercusión en los medios de  comunicación, el más reciente el denominado caso 'Mercasevilla',  donde defiende al ex delegado provincial de Empleo, Antonio Rivas,  imputado por cohecho dentro de la instrucción abierta por el presunto  intento de cobro de comisiones ilegales de dos directivos del merca a  empresarios del Grupo La Raza para la construcción de una escuela de  hostelería.  

En otro casos más antiguos, representó al juez Manuel Rico Lara  por el caso 'Arny', o al ex presidente de la Caja de Ahorros San  Fernando Juan Manuel López Benjumea dentro de la investigación  abierta contra dos periodistas de 'El Mundo' procesados --y  finalmente absueltos-- por un presunto delito de injurias graves con  publicidad, a raíz de la publicación de una noticia en la que  acusaban a Manuel Chaves y Luis Pizarro de haber ordenado espiar a  Benjumea.  

También representó a Oscar B.P., quien saltó a los medios cuando  el bailador Juan Manuel Fernández Montoya 'Farruquito' atropelló  mortalmente en Sevilla a Benjamín Olalla y se dio a la fuga. La  Fiscalía lo acusaba, junto a otras tres personas, de encubrir los  hechos y haber urdido una trama para inculpar al hermano de  Farruquito, menor de edad cuando sucedieron los hechos.

  • 1