Local

El Acuario ya llena sus tanques con el agua de Conil

Son 40 tanques los que conformarán el acuario y se llenarán con más de 3,5 millones de metros cúbicos de agua salada que transporta el barco tanquero.

el 01 jul 2014 / 18:41 h.

TAGS:

Imagen del barco procedente de Conil con el agua salada para el acuario. / Foto: Acuario de Sevilla Imagen del barco procedente de Conil con el agua salada para el acuario. / Foto: Acuario de Sevilla El Grupo Aquagestión ha comenzado a llenar los 40 tanques que  conformarán el Acuario de Sevilla tras la llegada de un barco  tanquero con más de 3,5 millones cúbicos de agua salada. El equipo de  mantenimiento y biología del Acuario realizó el desembalse en los  diferentes tanques, a través de un entramado de tuberías que  conducían el agua desde el barco hasta las distintas zonas del  acuario. En un comunicado, el Acuario explica que el agua, provienente del  municipio gaditano de Conil de la Frontera, ha sido seleccionada por  el equipo de Biología del Acuario en colaboración con el Laboratorio  de Biología Marina de la Universidad de Sevilla, al tratarse de un  agua salada de "máxima calidad" para el mantenimiento de los más de  10.000 animales que habitarán en el Acuario de Sevilla. Tras la llegada del agua y el llenado de los tanques, se han  puesto en marcha todos los sistemas de filtración, que mantendrán los  parámetros de la calidad del agua, dentro de unos rangos óptimos,  para asegurar la correcta supervivencia de todas las especies, según  ha explicado la responsable de Biología del Acuario en la rueda de  prensa, Andrés Loza. "Los animales comenzarán a llegar en el momento en que la calidad  del agua sea estable", aseguraba Andrés Loza. Los primeros en llegar  serán las especies más resistentes, como son los crustáceos de agua  fría --langostas, cangrejos, entre otros-- y los invertebrados, como  las anémonas o los peces gobio. Por otro lado, los últimos habitantes serán las especies  depredadoras, para permitir que el resto de los habitantes se adapten  al nuevo hábitat. Los animales procederán de intercambios con otros acuarios,  nacimiento en cautividad o por capturas propias. Las más de 400  especies podrán adaptarse a su nuevo medio natural gracias a los  decorados y recreación de los hábitats, a la nutrición que recibirán  y a los sistemas que permitirán adaptar su ritmo biológico al  fotoperiodo y a la evolución de la temperatura a lo largo del año. El Acuario de Sevilla pretende ser "mucho más que un centro de  visita, y por ello va a desarrollar una amplia labor educacional y  divulgativa del fondo marino y la naturaleza". Para ello, tendrá una  amplia colección de especies, entre los que destacarán la amplia  población de tiburones, y desarrollarán una serie de actividades  educativas para todos los públicos.

  • 1