Economía

El acuerdo salarial ampara por tres años a 140.000 sevillanos

Las empresas suscriben el compromiso de poner coto a los contratos temporales.

el 09 feb 2010 / 11:59 h.

Jesús Bárcenas, Gerardo Díaz Ferrán, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, ayer, tras firmar el acuerdo.

Doce millones de trabajadores españoles, de ellos 1,04 millones andaluces y 140.000 de la provincia de Sevilla, según datos de UGT de Andalucía, ya tienen un marco de referencia para la evolución de sus sueldos tras el acuerdo de negociación colectiva firmado ayer, a nivel estatal, entre empresarios y sindicatos.

Éste, ante la ya larga crisis económica, impone la moderación salarial aunque sin pérdida de poder adquisitivo -tiene en cuenta la inflación-, concede margen a las empresas al aplicar las alzas salariales pactadas para el próximo trienio si persisten los problemas y, por vez primera, recoge el compromiso para ponerle coto a la contratación temporal. Objetivo, el empleo. Un paso más en la paz social y para abrir las negociaciones de la reforma laboral.

Las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos UGT y CCOO coincidieron en la trascendencia de modificar el actual sistema de negociación colectiva en un plazo de seis meses, un cambio que incluso para Comisiones Obreras es de mayor importancia que "cualquier pretendida reforma laboral" que se emprenda.

Sus máximos líderes rubricaron ayer el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2010-2012, convencidos de que generará empleo de "calidad" y ayudará a afrontar con "sosiego" las relaciones laborales en época de crisis. Este pacto, ratificado por unanimidad por las cúpulas de la patronal y de los sindicatos, aboga por que los convenios colectivos "determinen el volumen global de contrataciones temporales, e incorpora definiciones precisas de las referencias, márgenes o límites materiales y temporales". Ese límite a la contratación temporal es novedad en este tipo de acuerdos, que siempre han priorizado la cuestión salarial.

Se incluye una cláusula para que las empresas con dificultades económicas puedan posponer el incremento salarial pactado por los agentes sociales, aunque con la obligación de plantear nuevos plazos para recuperar los salarios que se hayan dejado de pagar, detalla el documento.

Éste, de 23 folios, recoge una subida de sueldos de hasta el 1% en 2010, de entre el 1% y el 2% en 2011 y entre el 1,5% y el 2,5% para 2012, aunque se permitirá autonomía en la negociación de cada empresa o sector.

Y en el capítulo de reacciones, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, felicitó a los agentes sociales por haber llegado a un principio de acuerdo que "dará estabilidad, seguridad y confianza a las empresas y los trabajadores y ayudará a la recuperación".

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, consideró que fija las "condiciones previas que se necesitan para generar empleo en España".

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, dijo que la negociación colectiva permitirá avanzar en la competitividad de las empresas" y que se trata de un "gran desafío" que debe afrontarse "lo más rápidamente posible", ya que "los precios son salarios y beneficios empresariales".

Cándido Méndez, secretario general de UGT, añadió que la negociación colectiva es la "herramienta" para contrarrestar el impacto de la crisis, y valoró que el actual acuerdo tenga como primer objetivo "mantener, recuperar y crear empleo".

Asimismo, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, incidió en la importancia del acuerdo "porque transmitirá confianza a las empresas y los ciudadanos" y añadió que "cumple el objetivo de moderación salarial en un momento en que las empresas lo están pasando mal".

Jesús Bárcenas, presidente de Cepyme, destacó que era un día importante, "máxime en la actual situación", y agregó que el acuerdo será un "referente" en los próximos tres años para un sosiego laboral y empresarial.

Lo próximo, la reforma laboral que el Gobierno quiere ya.

  • 1